eldiario.es

El Gobierno de Aznar prestó 18 millones de dólares a la empresa argentina de Bárcenas

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) prestó 18 millones de dólares a La Moraleja S.A, una explotación agrícola en Argentina propiedad de los extesoreros del PP Angel Sanchís y Luis Bárcenas

Parte del dinero en Suiza de Bárcenas se transfirió a una cuenta en Estados Unidos de Brixco SA, la empresa que gestiona las exportaciones de esta finca

La Moraleja SA gestiona un enorme latifundio de 300 kilómetros cuadrados que produce mil toneladas diarias de cítricos

La empresa no quiso devolver el dinero y el crédito acabó en los juzgados argentinos

87 Comentarios

Producción industrial en la finca de La Moraleja (lamoraleja.com.ar)

Producción industrial en la finca de La Moraleja (lamoraleja.com.ar)

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es un organismo público que depende del Ministerio de Economía. Según sus estatutos, se dedica a promover “las actividades económicas que contribuyan al crecimiento y a la mejora de la distribución de la riqueza nacional”. Obviamente, esa nación es España. Sin embargo, un año después de llegar José María Aznar a la Moncloa, el ICO aprobó un inusual crédito de 18 millones de dólares para una empresa radicada en Argentina, que todo el empleo lo genera en Argentina, que paga impuestos en Argentina y cuya única relación con España es que sus accionistas son españoles y extesoreros del Partido Popular.

La empresa a la que el ICO concedió este extraño y generoso crédito de 18 millones de dólares, el 23 de julio de 1997, se llama La Moraleja Sociedad Anónima. Uno de los propietarios es Angel Sanchís. Fue tesorero de AP (hasta 1988) y diputado del PP hasta 1990, cuando tuvo que dimitir por un famoso escándalo de financiación ilegal del partido, el caso Naseiro.

Como publicó eldiario.es el pasado viernes, entre los socios de La Moraleja S.A. también figura otro extesorero del PP hoy imputado: Luis Bárcenas. Así lo declaró él mismo ante el banco suizo donde llegó a esconder 22 millones de euros. Se desconoce qué porcentaje mantiene Bárcenas en esta gigantesca empresa agrícola –un enorme latifundio de 300 kilómetros cuadrados que emplea a casi 2.000 personas y produce mil toneladas de cítricos al día–, pero la relación entre ambos extesoreros y la cuenta en Suiza no acaba aquí.

El 20 de febrero de 2009, pocos días después de que el juez Garzón detuviese a los principales imputados de la trama Gürtel, Angel Sanchís se presentó en nombre de Luis Bárcenas en el banco de Suiza. Según un documento interno del banco que ahora investiga la Audiencia Nacional,  Bárcenas les anunció la visita de Sanchís: “una persona de su absoluta confianza” que va a consultar “cuestiones relativas a la cuenta”. “Durante la reunión –prosigue el banco– esta persona nos anunció que su cliente tenía la intención de liquidar la totalidad de su cuenta” y que “daría instrucciones para transferir los fondos” para “diversificar su patrimonio”.

Pocos días después, el 26 de marzo de 2009, la “diversificación” empezó y la Fundación Sinequanon –supuestos testaferros de Bárcenas en Pánama– ordenó una transferencia de un millón de dólares a una cuenta en Estados Unidos del banco HSBC. La cuenta es de la empresa Brixco SA, que se ocupa precisamente de gestionar las exportaciones de limones que produce La Moraleja SA.

Los 18 millones de dólares que el ICO prestó a la empresa argentina de Sanchís y Bárcenas acabaron en los tribunales. La Moraleja SA no quiso pagar el crédito e incluso ofreció devolver el dinero en pesos, como publicó en 2002 la revista Interviú. El préstamo era bastante ventajoso: el ICO –entonces presidido por Fernando Becker– aprobó un periodo de tres años de carencia, en los que la empresa no tuvo que devolver ni un solo euro. La deuda aumentó después hasta los 23,5 millones de dólares con los intereses y el ICO acabó ejecutando los avales y demandando en los tribunales argentinos a La Moraleja SA.

Un enorme latifundio comprado en la dictadura

El toque de limón que da sabor a la Coca-Cola en Estados Unidos se produce en Argentina. En Salta. En La Moraleja: una inmensa finca de 300 kilómetros cuadrados (algo más de la mitad de toda la isla de Ibiza) que exporta mil toneladas de cítricos al día y emplea a casi dos mil personas. Parte de los activos de la empresa es un contrato de 20 años con Coca Cola para suministrar el concentrado de limón.

Según publicó ayer el diario argentino Clarín, La Moraleja es el sexto productor de limones de Argentina –un país del que sale el 20% de la cosecha mundial de este cítrico–. La compra de la finca se cerró en 1978, durante la dictadura. "Una inversión de este monto, claro, conto con apoyos políticos locales. En el gobierno de la dictadura, el gobernador de facto Roberto Ulloa avaló la compra de la tierra", asegura Clarín.

Angel Sanchís, según fuentes de Génova, mantenía también una excelente relación personal con el dictador argentino Jorge Rafael Videla.

Transferencia de la Fundación Sinequanon a Brixco SA by


Documentación banco Dredsner sobre los negocios de Bárcenas y Sanchís by eldiario.es

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Boletín de eldiario.es

Recibe una selección de lo mejor en información y análisis.


- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -