eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de Mali se prepara para el periodo postreunificación

- PUBLICIDAD -
El Gobierno de Mali se prepara para el periodo postreunificación

El Gobierno de Mali se prepara para el periodo postreunificación

El primer ministro interino de Mali, Django Sissoko, avanzó hoy la hoja de ruta de su Gobierno para el periodo posterior a la reunificación del país, mientras las tropas franco-malienses aseguran sus posiciones en Gao y Tombuctú con el punto de mira puesto en Kidal, todavía en manos rebeldes.

Sissoko prometió ante la Asamblea Nacional "la liberación total del territorio en el menor tiempo posible, el retorno de la Administración y la inauguración rápida de un diálogo intercomunitario".

Entre aplausos de los diputados malienses que celebraron hoy una reunión extraordinaria para estudiar la manera de abordar la próxima etapa, Sissoko también anunció la creación de una Comisión para el Diálogo y la Reconciliación que incluya a las comunidades del norte del país.

Entre sus prioridades destacó la lucha contra el nepotismo, la corrupción y la impunidad y subrayó que quienes ejerzan la "violencia contra la población serán perseguidos".

Asimismo, hizo mención a la necesidad de financiación internacional para la ejecución de dicha hoja de ruta y prometió la celebración de una mesa redonda de donantes y amigos de Mali para la recaudación de fondos.

Según indicó a Efe una fuente parlamentaria, el presupuesto que se calcula para poder aplicar el plan postreunificación asciende a unos 170 millones de euros.

El discurso de Sissoko coincidió con la celebración de una conferencia internacional de donantes en Adis Abeba en la que los participantes se comprometieron a aportar unos 455 millones de dólares (unos 339 millones de euros) en fondos y respaldo logístico para la misión militar internacional de apoyo a Mali (AFISMA).

El principal donante fue Japón, que comprometió 120 millones de dólares, seguido de Estados Unidos, con 96 millones; la Unión Europea (UE), con 63 millones; y la Unión Africana (UA), con 50 millones.

La AFISMA, que recibió el beneplácito de la ONU el pasado diciembre, deberá tomar el relevo de las tropas francesas en la ofensiva militar que dirigen desde el pasado día 11 junto al Ejército maliense contra los rebeldes salafistas del norte de Mali.

Según el plan presentado hoy por el primer ministro, centrado en la transición política pendiente en el país desde el golpe de Estado militar que el 22 de marzo derrocó al presidente Amado Tumani Turé y que acabó con el orden constitucional, ni los presidentes del país y del gobierno, ni los ministros podrán presentar su candidatura a la jefatura del Estado.

En sus intervenciones ante la Asamblea Legislativa, los legisladores han coincidido en rechazar la mano tendida por el grupo independentista tuareg Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) que ha asegurado haber expulsado a los radicales islámicos de varias localidades septentrionales, entre ellas Kidal.

Para el parlamentario Kassoum Tapo, el MNLA es un "caballo de Troya" que debe ser destruido.

El MNLA llamó hoy a "la apertura de negociaciones en el marco de una Federación maliense para encontrar una solución definitiva al conflicto que enfrenta a Azawad (norte del país) y al Estado central de Mali".

El MNLA encabezó en enero de 2012 la insurrección tuareg del norte de Mali que a finales de marzo logró hacerse con el control de las tres provincias septentrionales del país, Gao, Kidal y Tombuctú, una región conocida como Azawad.

El 6 de abril, este grupo proclamó unilateralmente el Estado de Azawad, pero poco después se vio desplazado del poder por el grupo salafí Ansar al Din, que tomó el control de la zona, con el apoyo de los combatientes de Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO) y Al Qaeda.

Algunos legisladores, como Tapo, también pidieron que se estudie la posibilidad de instalar una base militar francesa permanente en el norte del país.

Paralelamente, una fuente de seguridad confirmó a Efe la llegada de refuerzos a las ciudades de Gao y Tombuctú, recuperadas por las tropas franco-malienses.

La fuente agregó que el gobierno local de Gao pronto retomará sus funciones, aunque no dio fechas ni ofreció más detalles.

Mientras los habitantes de estas dos localidades continúan celebrando la derrota de los grupos salafistas, la ofensiva continúa con sus ojos puestos en Kidal, donde, según el MNLA, los radicales islámicos han sido doblegados por los tuaregs independentistas de corte laico, que, como dejaron claro varios diputados, tampoco cuentan con la simpatía de los legisladores.

Por Idrisa Diakité

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha