eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno argelino admite un abrupto descenso en las reservas de divisas

- PUBLICIDAD -
El Gobierno argelino admite un abrupto descenso en las reservas de divisas

El Gobierno argelino admite un abrupto descenso en las reservas de divisas

El primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal, admitió hoy que las reservas de divisas sufrieron un abrupto descenso a lo largo de 2016 hasta situarse en los 114.000 millones de dólares.

En una entrevista especial difundida por la televisión estatal, el jefe del gobierno aceptó que se trata de una caída mayor de la prevista y la achacó a los vaivenes del dólar y al descenso de los precios del petróleo y gas, única riqueza del país.

"La coyuntura económica internacional, caracterizada por una disminución significativa de los precios del petróleo desde julio de 2014, ha impactado considerablemente en el presupuesto del Estado", agregó.

La reserva de divisas de Argelia se cifraba en 159.918 millones de dólares en enero de 2015.

La caída es aún más acusada si se compara con las reservas que había en 2014, fecha en la que los analistas establecen el inicio de la actual crisis económica argelina y que ascendían a más de 193.000 millones de dólares.

La mayor parte de ese dinero ha sido utilizado por el Ejecutivo para sostener una obsoleta política de subvenciones estatales a los productos básicos y la vivienda en busca de mantener la paz social lograda en 2011.

En un intento por mejorar la perspectiva, Sellal destacó, por otro lado, que el Estado prevé que los ingresos por la venta de hidrocarburos -que suponen el 97 % de las exportaciones totales del país- asciendan hasta los 35.000 millones de dólares en 2017 frente a los 27.500 millones ingresados en el año que acaba.

A pesar de los "problemas financieros con los que se ha topado Argelia en 2016, el presupuesto de este año cubrirá el programa de desarrollo adoptado las autoridades", insistió el jefe del Gobierno en respuesta a los partidos de oposición, que han dejado solo al Ejecutivo hoy en la aprobación de los presupuestos generales.

Sellal defendió, asimismo, que el nivel de vida de los argelinos "no ha cambiado" desde el inicio de la crisis "debido a los esfuerzos del gobierno para mantener la normalidad", pero hubo de admitir que "los salarios no van a aumentar".

La inquietud y el malestar popular recorre Argelia desde que el pasado 29 de noviembre el gobierno presentara al Parlamento para su aprobación unos presupuestos generales dominados por la austeridad y los recortes.

Según expertos consultados por Efe, estas previsiones económicas incluyen una peligrosa ecuación que amenaza el poder adquisitivo de los argelinos al combinar el aumento de la carga impositiva con la reducción paulatina de los subsidios a productos básicos.

Una receta con la que el Ejecutivo pretende frenar la inflación y paliar los efectos negativos que ha causado el abrupto y sostenido desplome de los precios del petróleo y gas.

Con cerca de 40 millones de habitantes y la superficie más grande de África, Argelia carece de industria.

Gran parte de la riqueza está en manos del Ejército, institución que participa en una vida política altamente influida por el misterio que envuelve tanto el estado real de salud del presidente, Abdelaziz Bouteflika, como su sucesión.

Los nuevos presupuestos, aprobados hoy, incluyen subidas en el precio de los carburantes, del IVA y de la electricidad, así como nuevos impuestos a productos como los medicamentos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha