eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El nuevo Gobierno yemení presta juramento con la ausencia de seis ministros

- PUBLICIDAD -
El nuevo Gobierno yemení presta juramento con la ausencia de seis ministros

El nuevo Gobierno yemení presta juramento con la ausencia de seis ministros

Los miembros del nuevo Gobierno yemení, encabezado por Jaled Mahfuz Bahah, juraron hoy sus cargos con el objetivo de dar una solución a la actual crisis política y de seguridad, en una ceremonia de la que se ausentaron seis de los ministros designados.

Una fuente de la Presidencia yemení informó a Efe de que tres de ellos no tomaron posesión por encontrarse de viaje y que los otros tres todavía no han decidido si participarán en el Ejecutivo.

La ceremonia se ha llevado a cabo a pesar de que ayer el movimiento rebelde chií "Ansar Alá" mostró su rechazo parcial al Ejecutivo y pidió que se revisara el nombramiento de varios titulares.

Los tres ministros que han mostrado reservas a participar en el nuevo equipo de Bahah son los titulares de Asuntos Sociales y Trabajo, Qabul al Mutawakel; Servicio Civil, Mohamed Loqman; y de Estado, Ahmed al Kahlani.

Bahah y el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, están intentando convencerles para que acepten sus puestos, que han rechazado por distintos motivos, en el caso de Al Kahlani políticos.

Al Kahlani es familiar del expresidente Ali Abdalá Saleh y miembro de su partido, la Conferencia Popular General (CPG), que ayer instó a los cuatro ministros nombrados de sus filas a retirarse. Una llamada a la que tres de ellos hicieron caso omiso.

Los ministros que se encuentran de viaje son el de Asuntos Exteriores, Abdalá Al Saidi; el de Cultura, Arua Ozman; y de el Estado, Mohamed al Ameri.

El Gobierno, que incluye 36 ministros (cinco de ellos de Estado, sin carteras específicas), cuenta con varios rostros nuevos, como el titular de Defensa, el general Mahmud al Subaihi, y el de Interior, el general Yalal al Ruaishan.

No cuenta con ningún miembro del movimiento chií de los hutíes o "Ansar Alá", que anunciaron recientemente su decisión de ceder sus puestos a representantes de los movimientos del sur del país.

La elección de un nuevo Gobierno y la de un primer ministro de consenso había sido acordada el 21 de septiembre por el presidente y los rebeldes hutíes, después de que estos se hicieran con el control de varias instalaciones vitales de la capital.

En una rueda de prensa tras la ceremonia de posesión, Bahah dijo que Yemen se encuentra en "una pendiente peligrosa" y alentó a los partidos políticos a facilitar el trabajo del gabinete.

"Nuestro principal reto es preservar el Estado, porque la alternativa a la ausencia del Estado es el conflicto", advirtió.

Abogó por "un sistema unido" que incluya a todas las fuerzas para salir de la actual "fase de confusión política y de fragilidad económica y de seguridad".

En cuanto a las sanciones emitidas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra Saleh, el primer ministro señaló que se trata de una resolución internacional en la que no ha estado implicado su Gobierno.

Bahah recordó que estaba prevista la aplicación de sanciones a quienes obstaculizaran el proceso político en Yemen, algo de lo que se acusa a Saleh.

El Consejo de Seguridad aprobó ayer una prohibición de viaje y la congelación de los activos económicos de Saleh y de dos líderes rebeldes hutíes por amenazar la paz y seguridad y dificultar la transición política.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha