eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Interior defiende su actuación en las protestas mineras de 2012 y atribuye los altercados a "elementos violentos"

Asegura que la Guardia Civil actuó correctamente en Ciñera (León), donde el PSOE denuncia que entró "como si de una conquista se tratara"

- PUBLICIDAD -
Interior defiende su actuación en las protestas mineras de 2012 y atribuye los altercados a "elementos violentos"

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha defendido este jueves la actuación que llevó a cabo la Guardia Civil durante las protestas mineras que se sucedieron durante los meses de mayo, junio y julio de 2012 y ha atribuido los altercados producidos a "elementos violentos" ajenos a los trabajadores que "hacían sus justas reivindicaciones".

Fernández de Mesa ha debatido sobre este asunto con los grupos parlamentarios en la Comisión de Interior del Senado un año y medio después de los sucesos y ha asegurado la completa legalidad de las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (CFSE), pese a que al principio de su intervención ha puntualizado que hubiera preferido no profundizar en el asunto debido a que justo este jueves se cumple un mes de la tragedia del pozo Emilio del Valle en la que fallecieron seis mineros.

En concreto, el director general de la Guardia Civil ha detallado la actuación de la Benemérita en el municipio leonés de Ciñera, donde el diputado socialista Ibán García ha denunciado que los agentes entraron en el casco urbano del pueblo "como si de una conquista se tratara".

Fernández de Mesa ha defendido la labor de los miembros de la Guardia Civil, que ha recordado que "se juegan la vida a diario", y ha asegurado que los agentes no entraron al municipio "a atacar por las bravas a nadie", sino a restablecer el orden y asegurar el funcionamiento de las vías de circulación.

Para ello, ha mostrado una serie de fotografías para demostrar los altercados producidos por algunos de los manifestantes y ha asegurado que los agentes fueron atacados con objetos contundentes, metálicos y "hasta patatas", resultando varios de ellos heridos. "Su obligación según la Constitución es garantizar el libre ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas y el mantenimiento de la seguridad ciudadana", ha sostenido.

El diputado socialista ha rechazado estos argumentos y ha respondido con otras fotografías en las que se ve a vecinos del pueblo heridos por pelotas de goma de los agentes, que ha asegurado que fueron además lanzadas en las inmediaciones de un colegio cuando los niños abandonaban las aulas.

¿HUBO DIRECTRICES POLÍTICAS?

Así, ha preguntado quién dio las directrices políticas que motivaron esa actuación y ha aludido a la Ley de Seguridad Ciudadana que prepara el Gobierno, a la que él se ha referido como "ley de represión ciudadana".

En este sentido, Fernández de Mesa ha garantizado que "nadie" da órdenes políticas a la Guardia Civil sobre los dispositivos que se aplican, que "siempre responden a los principios de una actuación progresiva y proporcionada". "Lo que provoca la actuación no es un pueblo pacífico e ideal, son unas acciones violentas", ha defendido antes de pedir que no se "deslegitime" una ley que aún ni siquiera ha pasado por el Consejo de Ministros y lo hará previsiblemente este viernes.

Por su parte, el senador del PP Luis Aznar ha recordado el acuerdo firmado recientemente por las empresas de la minería, los sindicatos y el Gobierno y ha defendido encauzar las reivindicaciones por "los cauces democráticos de negociación y protesta", alejadas de "batallas tercermundistas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha