eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jordania celebra mañana elecciones con la participación de los islamistas

- PUBLICIDAD -
Jordania celebra mañana elecciones con la participación de los islamistas

Jordania celebra mañana elecciones con la participación de los islamistas

Jordania celebrará mañana elecciones parlamentarias con la participación de todo el espectro político, incluido el partido de los Hermanos Musulmanes, el principal de la oposición, que boicoteó las votaciones durante los últimos nueve años.

Las autoridades trataron hoy de animar a la población para evitar que la participación en los comicios sea baja, debido a la desafección de parte de la ciudadanía por los temores a un eventual fraude y a la poca esperanza de cambios pese a la nueva ley electoral.

La cita se celebra por primera vez en base a un sistema proporcional, conocido como "Lista proporcional abierta", que estipula que todos los candidatos tienen que concurrir integrados en listas en vez de como individuales, como era el caso en los anteriores comicios.

La nueva ley electoral reemplaza al sistema de una persona un voto vigente desde 1993, que fomentó que el Frente de Acción Islámica (FAI), brazo político de los Hermanos Musulmanes, boicoteara los comicios en 2010 y 2013.

El proceso es monitoreado por segunda vez por la Comisión Electoral Independiente (CEI), creada por el Estado, que hoy instó a la población a acudir a las urnas para participar en "la formación del futuro político de Jordania".

El presidente de la CEI, Jalid Kalaldeh, trató de garantizar a la población la limpieza de las elecciones, subrayando que su organismo se sitúa "a la misma distancia de todos los candidatos y los votantes sin ninguna intervención".

"La pelota está en su tejado. Sólo ustedes decidirán la composición de la nueva Cámara de Representantes", dijo Kalaldeh en un comunicado, para intentar aplacar las sospechas de que se dé fraude como en 2007.

Ese año, según reconocieron funcionarios y políticos, los resultados de las urnas fueron amañados para reducir la presencia de los Hermanos Musulmanes en el Parlamento.

"Hay preocupación por parte tanto del Gobierno como de los ciudadanos", declaró a Efe el analista Yawad Hamad, presidente del Centro para Estudios de Oriente Medio, con sede en Ammán.

Para Hamad, el Gobierno quiere mostrar a la comunidad internacional una "imagen democrática y civilizada" de Jordania, mientras que los ciudadanos aspiran a que "no haya intervención de las autoridades a favor de algunos candidatos".

Sobre esta injerencia, el experto consideró que no tiene por qué producirse, sobre todo teniendo en cuenta la presencia de más de 110 observadores de la Unión Europea y otros países.

Hamad espera que la nueva Cámara baja sea "diferente", y no esté dominada por líderes tribales y empresarios, como ocurrió con anterioridad.

La participación del FAI es un paso "positivo que enriquecerá la vida política", según el analista, que auguró que los islamistas lograrán entre 25 y 30 escaños de 120, y formarán parte del nuevo gabinete si logran construir un bloque parlamentario con otros diputados.

El FAI se presenta a las elecciones con 70 candidatos, en el marco de un coalición denominada Alianza Nacional para la Reforma, que incluye un total de 120 aspirantes, incluidos independientes, de afiliación tribal y hasta cristianos.

Sin embargo, otros expertos y ciudadanos son menos optimistas y ven difícil que el nuevo Parlamento sea distinto debido a la ausencia de programas políticos y al gran número de antiguos diputados que vuelven a concurrir a las urnas pese a que su actuación en el pasado fue muy criticada.

Las informaciones de que algunos candidatos están comprando votos y que este fenómeno se ha extendido a los sobornos a aspirantes para integrase en una coalición despierta asimismo incertidumbre sobre la limpieza de los comicios.

El dirigente del FAI, Zaki Bani Ershaid, expresó en una entrevista con Efe sus temores a la "existencia de planes oficiales para intervenir en las elecciones durante el proceso de votación y el recuento de votos", al tiempo que acusó a las autoridades de no luchar en serio contra la compra de votos.

Pese a estas dudas, las autoridades esperan el buen desarrollo de la cita electoral y una demostración de la unidad nacional de Jordania, que hasta ahora permanece inmune a los conflictos que hacen estragos en los países vecinos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha