eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José Mujica: El problema no es Trump, sino la mucha gente que le sigue

- PUBLICIDAD -
José Mujica: El problema no es Trump, sino la mucha gente que le sigue

José Mujica: El problema no es Trump, sino la mucha gente que le sigue

El expresidente de Uruguay José Mujica ha afirmado hoy que "el problema" no es el magnate estadounidense Donald Trump sino "la gente que le sigue, que es mucha".

En su opinión, lo peor de la victoria del candidato republicano es que "establece una patología muy fuerte" en Estados Unidos, porque "Trump pasará y queda la gente que le apoya".

No obstante, ha matizado que él tampoco tenía una "esperanza desmedida" en la candidata demócrata Hillary Clinton, porque "no es una carmelita descalza".

"Trump y Clinton son versiones distintas de lo mismo", ha resumido Mujica, quien considera que "si Trump aplica parte de lo que prometió, las consecuencias pueden ser dramáticas". Y se ha mostrado optimista, con la "esperanza" de que el presidente electo haya sido "un poco demagógico" en campaña y que "haga poco de lo que prometió".

Así se ha expresado Mujica en un encuentro de casi dos horas con los alumnos del IES La Albericia de Santander, que le han formulado preguntas sobre actualidad política como qué cambiaría en España si él fuera el presidente, los acuerdos de libre comercio y la situación de Colombia, Uruguay y América Latina en general.

"Me debo a mi país y si tiro de la lengua y digo lo que pienso de España no voy a ganar nada, pero puedo crear una antipatía para los intereses de mi pueblo, así que me callo la boca", ha dicho Mujica.

En el caso de Colombia y la decisión de los colombianos de rechazar al acuerdo de paz con las FARC, Mujica además de recordar que "hubo bastante más gente que no votó que la que votó", ha enfatizado la necesidad de seguir luchando para que el proceso de paz pueda "desembocar en una paz negociada".

Ha opinado que para alcanzar la paz, en una país como Colombia que tiene una "geografía endiablada" que explica la "durabilidad" de la guerrilla, hay que hacer concesiones. En este sentido, ha recordado que incluso Nelson Mandela "se peleó hasta con su mujer", que no entendía que hubiera que incluir en los acuerdos a los opresores.

Sobre la situación de Uruguay bajo la actual presidencia de Tabaré Vázquez, ha opinado que el país está "bastante bien" y que "si no está mejor es porque las circunstancias son bastante complicadas", porque, entre otras cosas, la economía uruguaya depende en buena medida de Brasil y Argentina, que son junto con China los "principales clientes".

"Tenemos que esperar a que nuestros vecinos mejoren un poco", ha opinado Mujica, quien ha destacado que la asignatura pendiente de América Latina es su "construcción como nación".

Para Mujica, por hablar la misma lengua y tener intereses comunes, Latinoamérica debe ser una nación, pero se encuentra con la "desgracia" de que, pese a ser ricos en recursos naturales, "China cada vez está más cerca y el mundo mediterráneo, al que pertenecemos, está más lejos".

En relación a los tratados de libre comercio, ha considerado que es la expresión en sí misma en una entelequia porque "lo que menos hay en el mundo es libre comercio".

En una sala abarrotada, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, realizó una breve presentación para ceder los micrófonos y el protagonismo a Mujica, al que se ha referido como el "único referente ético que queda en el mundo, porque ya no está Mandela".

El expresidente uruguayo, quien va a pasar tres días en Cantabria invitado por Revilla, ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que se centren en buscar y luchar por la felicidad, haciendo hincapié en que el camino para alcanzarla radica en "cultivar los afectos" y en "trabajar para vivir", no para tener cada vez más, ya que "la vida no está hecha para trabajar".

"Ser libre significa tomar la decisión de usar el tiempo en lo que se nos ocurra, sin perjudicar a otro", ha resumido Mujica, para quien en la actualidad, por encima de las distintas religiones, "vivimos en un mundo laico y el nuevo Dios es el mercado y el gran valor acumular plata".

"El paraíso y el infierno están aquí, nada vale más que la vida" ha destacado Mujica, que ve a las personas como "monos raros a los que la naturaleza dio la consciencia" y que, a lo largo de la historia protagonizaron la "épica más grande", cuando el hombre prehistórico "arrancó caminando desde África y conquistó todo el mundo".

Una gesta que, según ha enfatizado, se pudo realizar porque "creaba sociedad, a través de la solidaridad, que no es altruismo, sino hoy por ti mañana por mi". Según Mujica, hay que saber que aunque podamos tener "un sinvergüenza" dentro de nosotros, "también tenemos un tipo solidario".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha