eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Júbilo cauto en el cuartel general de Macron

- PUBLICIDAD -
Júbilo cauto en el cuartel general de Macron

Júbilo cauto en el cuartel general de Macron

Los simpatizantes del socioliberal Emmanuel Macron recibieron las estimaciones de voto que dan a su candidato la victoria en la primera vuelta de las presidenciales francesas con un estallido de júbilo, aunque se mostraron al mismo tiempo cautos por las estrechas diferencias registradas.

La audiencia, formada en su mayoría por jóvenes, estalló en vítores y cantos de "¡Macron presidente!" tras las primeras proyecciones de voto, difundidas nada más cerrar los colegios electorales a las 20:00 horas (18:00 GMT), que otorgaron la primera plaza al socioliberal con un 23,7 %.

Minutos antes de que las televisiones diesen a conocer sus estimaciones, transmitidas en la sala a través de dos pantallas gigantes, el ambiente en el Palacio de Congresos de la Puerta de Versalles era todavía de precaución.

Para Sayd Heder, un hombre de unos 40 años de edad que declaró a Efe haber apoyado al aspirante "casi desde el principio", la victoria todavía no es "segura".

De Macron le atrajo "su habilidad para tomar ideas tanto de la izquierda como de la derecha" y "sus nuevas ideas para hacer avanzar la sociedad francesa", explicó.

"No estoy segura de que vaya a pasar a la segunda vuelta, pero tengo mucha esperanza", aseguró Orianne Agège, una joven del sur de París que también dijo haber apoyado a Macron desde el primer momento.

La mayoría de los asistentes coincidió en señalar a la ultraderechista Marine Le Pen como posible rival durante la segunda vuelta de las elecciones.

"Estoy convencido de que será Le Pen", un escenario en que "la elección será muy fácil, y para el resto de franceses también", explicó Heder.

Pero al gran pabellón de eventos, situado al sur de París, no acudieron tan solo militantes del movimiento "En Marcha", creado por el antiguo ministro de François Hollande para presentar su candidatura a las elecciones.

Algunos, como Damian C. y Elodie G., tan solo se acercaron para seguir las elecciones en directo, y no porque apoyasen al socioliberal, al que ni siquiera habían votado.

Otros, como la ucraniana India Suretsna, estudiante de Ciencias Políticas en París, acudieron al acto como simpatizantes de Macron pese a no poder votar en las elecciones.

A la entrada del recinto, protegido por un fuerte dispositivo de seguridad privada, varios voluntarios repartían camisetas y chapas con el nombre del candidato, además de banderas de Francia y de Europa.

Los simpatizantes de Macron, que seguían con atención la cobertura televisiva a través de las grandes pantallas, agitaban sus banderas de plástico cada vez que uno de sus presentadores conectaba en directo con el recinto.

Al gran estallido de júbilo que provocó la primera estimación de voto siguió un sonoro abucheo en contestación a la imagen de Marine Le Pen, proyectada a escala monumental.

A cada aparición televisiva de la candidata del Frente Nacional, a la que las estimaciones colocaron en segunda posición con el 21 % de los votos, le siguió un grito de protesta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha