eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Libros, deporte, religión y Twitter: el normal Viernes Santo de los políticos

- PUBLICIDAD -

La política se detiene en Viernes Santo, pero los políticos siguen. No actúan en el Congreso de los Diputados o en las sedes de sus partidos, ni dan discursos o ruedas de prensa. Hacen lo que los demás, nada especial: leen, hacen deporte, van a las procesiones y luego lo cuentan en Twitter.

La Ruta da Pedra e da Agua es una de las más conocidas de Galicia; se traza prácticamente según el curso del río Armenteira, en Pontevedra, y muestra bellos parajes naturales y algunos tesoros cistercienses, como el Monasterio de Armenteira. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha estado hoy allí.

Como cada mañana, se ha levantado temprano, se ha vestido unos bermudas y un chubasquero (Pontevedra ha amanecido hoy nublado, aunque con temperaturas más que llevaderas) y ha salido a caminar a velocidad considerable junto al presidente de la Autoridad Portuaria de Marín, José Benito Suárez (marido de Ana Pastor y viejo amigo) y el número dos de la Xunta, Alfonso Rueda.

Vía Twitter, Rajoy, o alguien de su equipo, ha contado el momento previo a la caminata y el momento posterior y las sensaciones propias de cada uno.

Hacer deporte, sea senderismo o sea cualquier otro, es lo habitual cuando uno se descuelga del día a día, como ha demostrado el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, quien se ha ido a la montaña: "El sol calienta en la cima, pero la niebla no nos deja disfrutar hoy de los bellos paisajes que se ven desde Txindoki".

El lugar por el que ha caminado hoy el dirigente del PNV es un monte de la sierra de Aralar, entre Guipúzcoa y Navarra, de unos 1.350 metros de altitud.

Hasta aquí los ejemplos de políticos "de vida sana"; ahora los de los políticos lectores.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, está aprovechando el parón de Semana Santa para leer, subrayar y estudiar la "Historia del poder político en España", de José Luis Villacañas Berlanga, de cuyos fragmentos, algunos, informa a sus seguidores.

Entre tuits conmemorativos de la II República (hoy es 14 de abril) y sobre la actualidad (el auge de Jean-Luc Melenchon en la campaña electoral francesa le suscita mucho interés), el líder de Podemos recuerda a personalidades históricas como Castelar, Pi i Margall o Donoso para, de paso, expresar su regocijo por un libro que subraya y subraya (así lo muestran las fotos que adjunta).

Iglesias se prodiga en tuitear sus filias lectoras, tanto en la época laboral como en la vacacional. En esto se diferencia, también, del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, del que se sabe que está con su hija en algún punto de Cataluña, pero no da ni una sola pista sobre su rutina personal o sus gustos literarios.

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha mantenido la mordacidad habitual de su cuenta durante esta semana, pero por un tuit ha abandonado el sarcasmo para desvelar su lectura: "Campo de los almendros", de Max Aub.

Quizá porque les espera una "reentré" agotadora, los candidatos a la Secretaría General del PSOE han rebajado el ritmo de sus cuentas de Twitter. Ni Susana Díaz ni Patxi López han agitado los perfiles, buena muestra de que se han "retirado"... Por Semana Santa.

Pedro Sánchez, en cambio, exhibe su seguimiento de la actualidad y una de sus aficiones "actuales": se encuentra enfrascado en la lectura de "Aventuras Ibéricas", del historiador Ian Gibson, con el que conversará el lunes que viene en un acto en Madrid.

De entre los presidentes autonómicos destaca, una vez más, el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien gracias a Instagram y a Twitter promociona sin cesar la Semana Santa de su tierra, bien en Suances bien en Castro Urdiales.

A partir de aquí, la vocación religiosa.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha estado de hermandad en hermandad entre Jerez de la Frontera (Cádiz) y Málaga, donde ayer presidió el traslado del Cristo de la Buena Muerte por parte de la Legión.

El titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dejado claro que, si algo le gusta en este mundo, es la Semana Santa de su Sevilla.

No es ministro, pero sí muy cercano a Rajoy. El coordinador nacional del PP, Fernando Martínez-Maillo, tampoco ha escondido la pasión que le produce la Semana Santa de su ciudad, Zamora.

Así que un Viernes Santo como el de cualquiera que, obviamente, no esté trabajando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha