eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lula clausura el Foro de desarrollo en Brasil en medio de aplausos y cánticos

- PUBLICIDAD -
Lula clausura el Foro de desarrollo en Brasil en medio de aplausos y cánticos

Lula clausura el Foro de desarrollo en Brasil en medio de aplausos y cánticos

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva clausuró hoy el II Foro de Desarrollo Económico Local celebrado en Foz de Iguaçu (Brasil), en un acto que contó con la presencia de autoridades y cientos de personas que recibieron al dirigente político entre aplausos y cánticos.

Acompañado por representantes de la agencia de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, que organizó el evento, así como por varios líderes políticos y técnicos de diferentes países, Lula comparó este foro con el de Davos y el Foro Social Mundial.

Lula apuntó que el foro clausurado hoy "tal vez sea el que pueda producir resultados mucho más eficaces".

"En Davos era la perspectiva de aumentar el papel del mercado, lo que ha provocado la crisis en Europa y de Estados Unidos, mientras que las diferentes versiones del Foro Social Mundial son un centro comercial donde la gente compra y vende ideologías", criticó el exmandatario.

Asimismo, Lula aseguró que los participantes del evento, cuya siguiente edición de 2015 se celebrará en la ciudad italiana de Turín, "no saben lo que el material salido de aquí puede significar para millones de ciudadanos".

"Estamos ante el evento más extraordinario del siglo XXI sobre políticas públicas", prosiguió, y apostillo que durante sus mandatos (2003-2010) tuvo "la suerte para poder saber que el mundo tiene personas que, conociendo las dificultades, no las aceptan, sino que las vencen".

Además, al referirse a las elecciones presidenciales de Chile del próximo 17 de noviembre, dijo que "ha habido una revolución en América Latina en los últimos doce años", y que con "la victoria de Michelle Bachelet" el continente vivirá otra.

"Qué importante es que América Latina tenga cuatro mujeres mandatarias", adelantó Lula añadiendo por anticipado a Bachelet a las tres dirigentes latinoamericanas: su sucesora, Dilma Rousseff; la presidenta argentina, Cristina Fernández, y la costarricense Laura Chinchilla.

Al respecto del programa Bolsa Familia (beca familia), del que esta semana se conmemoró su décimo aniversario, Lula dijo que "gente, casi apocalíptica", argumentó que esta ayuda significaría "la consagración de la miseria", y se estaba "creando vagabundos".

"Nos pedían crecimiento, y después de eso, distribución de la riqueza. Y aunque falta mucho por hacer, el milagro de Brasil fue que conseguimos crecer y distribuir a la vez", recordó entre los aplausos de los asistentes, que interrumpieron en repetidas ocasiones su discurso.

Asimismo, contó que agradeció perder las elecciones presidenciales en 1989, porque fue cuando aprendió que "tenía que conocer mucho más este país", se dio cuenta de que "necesitaba muchos más aliados" y aseguró que "ningún otro presidente" llegó al cargo con un "acomodo" como el suyo.

Según explicó, entre 1991 y 1993 recorrió más de 91.000 kilómetros del país sudamericano, viajes en los que fue preguntó por el desarrollo de las ciudades y en los que vio que "ninguna cámara legislativa había celebrado una sola sesión" sobre tal asunto.

"Era impresionante cómo las personas habían aprendido que las cosas caen del cielo, que el presidente de la República o el gobernador del estado tiene que dar sin que la gente asuma compromisos", añadió.

Entre constantes ovaciones, Lula finalizó su discurso asegurando que más que se repita lo que su Gobierno hizo en Brasil, su deseo es conseguir una situación en la que "cuando los pobres tienen una oportunidad, no son un problema para ningún país".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha