eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Morenés insta a "no identificar" a los refugiados con el terrorismo y no cejar en la labor humanitaria de rescatarlos

Militares españoles de la misión contra las mafias de la inmigración en el Mediterráneo han rescatado en ocho días a 630 personas en la mar El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha instado este lunes a "no identificar" a los inmigrantes y refugiados que quieren llegar a Europa con el terrorismo y a no cejar en el empeño de rescatarles en el mar o ayudarles a su llegada.

- PUBLICIDAD -
Morenés insta a "no identificar" a los refugiados con el terrorismo y  no cejar en la labor humanitaria de rescatarlos

Militares españoles de la misión contra las mafias de la inmigración en el Mediterráneo han rescatado en ocho días a 630 personas en la mar

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha instado este lunes a "no identificar" a los inmigrantes y refugiados que quieren llegar a Europa con el terrorismo y a no cejar en el empeño de rescatarles en el mar o ayudarles a su llegada.

Para Morenés, lo que hay que hacer es incrementar las medidas de seguridad para evitar que ciertas personas aprovechen esta "solidaridad" para infiltrarse entre los refugiados y llegar a Europa para cometer atentados como el que se vivió el pasado viernes en París.

Así lo ha afirmado el ministro desde la fragata 'Canarias' en el puerto de Catania, en Sicilia, desde donde el buque participa en la operación europea de lucha contra las mafias en el Mediterráneo (EUNAVFOR MED SOPHIA), desde la cual ha rescatado ya a 630 personas que pretendían alcanzar las costas europeas a bordo de barcazas que habían partido desde las costas libias.

NO HAY QUE ELEGIR

El ministro considera que "no hay que elegir" entre acoger inmigrantes y refugiados y la seguridad de Europa, sino que "hay que hacer todo lo posible" por evitar que entre las personas que llegan huyendo de la pobreza y de la guerra se infiltren posibles terroristas, reforzando el control de fronteras y aumentando la colaboración en materia de inteligencia, entre otras medidas.

A bordo de la fragata 'Canarias', Morenés ha felicitado a su dotación, formada por 201 militares, por su aportación a EUNAVFOR MED SOPHIA, ya que "ayudan a paliar uno de los desastres humanitarios más grandes en varias generaciones".

El objetivo de la misión es interrumpir el modelo de negocio de las redes de tráfico ilícito de personas en el Mediterráneo central después de que en los últimos dos años se hayan ahogado al menos 5.000 personas intentando alcanzar la costa europea.

Morenés ha vinculado la actividad de estas mafias con otras acciones delictivas como el terrorismo, el narcotráfico, aunque no tengan un "ideario común". "Cualquier actividad que quiere destruir los valores de nuestra sociedad que tanto nos ha costado construir", ha señalado citando como ejemplo los atentados de París.

CÓMO ES EL RESCATE DE INMIGRANTES

Sólo ocho días, la fragata 'Canarias' ha rescatado en el Mediterráneo a 630 inmigrantes víctimas e las mafias que operan en Libia, que les obligan a pagar un alto precio para poder embarcarse en un barco de madera o una lancha neumática como medio para llegar a Italia.

El teniente coronel médico del buque, Adolfo Carabot, ha explicado que muchos de estos inmigrantes compran un pasaje en Libia después de un éxodo de unos dos años, un viaje que comienza normalmente en países del África subsahariana como Sudán, República Democrática del Congo, Eritrea, Etiopía, Senegal o Somalia.

Por eso, muchos de ellos llegan a Libia sin dinero para poder pagar el pasaje, por lo que los mafiosos de la inmigración, que los militares españoles llaman 'chacales', les obligan a trabajar durante un tiempo en condiciones de "esclavitud" antes de embarcarse en una travesía que puede durar días.

Los 'pasajes' para Europa cuestan entre 1.000 euros para los menos afortunados, que viajarán en una lancha neumática o en la bodega de una barcaza de madera, y los 4.000 euros para aquellas personas que tendrán la 'suerte' de atravesar el Mediterráneo en una barca de mejor calidad.

La fragata española, como el resto de barcos de la operación europea, no puede traspasar las 12 millas náuticas de aguas territoriales libias, por lo que las embarcaciones en las que se adentran los inmigrantes en la mar pueden estar horas a la deriva hasta que son rescatados.

AGOTADOS Y DESHIDRATADOS

Según el teniente coronel Carabot, cuando los militares españoles han rescatado a estos inmigrantes se han encontrado con personas "agotadas, deshidratadas e hipotérmicas". Además, muchos de ellos presentan enfermedades contraídas en su largo éxodo desde sus países de origen, sobre todo sarna, aunque también problemas respiratorios y dermatológicos adquiridos por las duras condiciones de su travesía marítima.

Otros también presentan heridas, contusiones o incluso fracturas, como uno de ellos, que tuvo que ser atendido por rotura de fémur que le había ocasionado uno de los traficantes al golpearle con la culata de un fusil Kalashnikov.

El rescate siempre es una gran noticia para estos inmigrantes, que reciben a los militares con alegría y entre aplausos. El agradecimiento hacia ellos es constante, pues tras horas en la mar les quitan el frío, les dan comida y agua y les dan ropa nueva.

Los niños, según el teniente coronel, son a los que menos parece afectar el drama que han vivido. Sólo un rato después del rescate, se ponen a jugar como si nada hubiera ocurrido. Ningún niño de los que han rescatado los militares iba solo, sino que les acompañaban sus madres y a algunos incluso sus familias enteras.

La labor de los buques de la operación es poner a salvo a estas personas, llevándolas a puerto en algunas ocasiones o trasladándoles a alguno de los barcos que ONG como Médicos sin Fronteras tienen también en el Mediterráneo central. Una vez en tierra, son las autoridades italianas las que establecen si se trata de refugiados o no.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha