eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP plantea ahora la reforma del TC para movilizar el voto catalán y porque tras generales prevé un Parlamento débil

El Partido Popular ha planteado ahora la reforma del Tribunal Constitucional con el objetivo de movilizar y fortalecer a su marca en Cataluña y también porque prevén que tras las generales haya un Parlamento débil en el que será difícil formar mayorías, según informaron a Europa Press fuentes populares.

- PUBLICIDAD -

La citada iniciativa fue presentada el pasado martes por el PP en el Congreso mediante una proposición de Ley de reforma del Tribunal Constitucional, con el objetivo de permitir que esta instancia judicial multe e incluso suspenda a los funcionarios y gobernantes que no cumplen las sentencias y resoluciones, una iniciativa que, aunque aplicable a todas las administraciones, está pensada para un posible escenario de declaración unilateral de independencia en Cataluña.

Durante la presentación de la propuesta intervino, junto con el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, el candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol, quien calificó esta medida de "garantía" de que no hay opción a la independencia de Cataluña: "La broma ha terminado", proclamó.

Se trata de una reforma 'exprés' ya que se tramitará en el Congreso por el procedimiento de urgencia (acortando todos los plazos) y en lectura única (sin pasar por ponencia ni comisión). Su toma en consideración se sitúa en el Pleno de los Presupuestos Generales, en la semana del 15 de octubre y su aprobación por el Congreso se espera para la semana siguiente a las elecciones catalanas (29 de septiembre). De ahí saldrá al Senado con tiempo para su aprobación definitiva antes de convocar las elecciones generales.

La decisión de los populares de realizar esta reforma 'exprés' tiene varias razones, según las fuentes consultadas por Europa Press. Una de ellas es la de "movilizar" a la gente del partido popular en Cataluña y los posibles apoyos al partido de Mariano Rajoy, al dejar claro que el Ejecutivo está dispuesto a tomar cartas en el asunto si finalmente el Parlamento catalán declara la independencia.

De hecho, esta modificación de la Ley del Tribunal Constitucional le sirve al PP para reafirmar la idea que repite Rajoy de que mientras él sea presidente, la unidad de España está garantizada y ya está siendo explotada por el PP en Cataluña como la garantía de que los populares son los únicos que proporcionan "marco estable" para Cataluña y España frente al PSOE, los soberanistas y los frentes de izquierdas en los que está Podemos, tal y como aseguraba hace unos días la propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Otra de las razones por las que el PP no ha dejado pasar la Legislatura sin incluir esta reforma es por el temor que tienen a que el Parlamento que salga de las próximas elecciones generales sea "débil" y no genere un escenario propicio para formar mayorías o realizar pactos que permitan reformas de este calado.

De hecho, según precisan, en Presidencia de Gobierno se venía trabajando en la modificación de esta Ley desde hace unos meses, antes del verano, en los cambios que ahora ha presentado el PP como una proposición de Ley y ante la fragmentación del voto, que quedó patente en las elecciones municipales y autonómicas de mayo, el partido de Mariano Rajoy no quería arriesgarse a dejar el asunto para la próxima legislatura.

Los populares están convencidos de que estos cambios que van a permitir sancionar a quien no cumpla las sentencias del Tribunal Constitucional no están siendo apoyados por Ciudadanos --un partido que en Cataluña siempre ha defendido que la Generalitat debía cumplir con estas resoluciones del alto tribunal-- porque son los rivales del PP tanto en las autonómicas como en las generales y sólo buscan debilitar a los populares con su rechazo a la iniciativa.

Además, consideran que Albert Rivera se ha equivocado en dejar a Inés Arrimadas al frente de Ciudadanos en Cataluña y no presentarse él, que es quien más tirón electoral tenía.

Por ello, entienden que con esta maniobra, lo que ha conseguido el líder de C's es dejar como único rival claro y fiable del nacionalismo al candidato popular, Xavier García Albiol, que ahora, además, se presenta en Cataluña con una proposición de Ley que su partido ha presentado en el Congreso y con la que pretende frenar al independentismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha