eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PP, contrario a abrir Constitución en canal y PSOE defiende reforma ambiciosa

- PUBLICIDAD -
PP, contrario a abrir Constitución en canal y PSOE defiende reforma ambiciosa

PP, contrario a abrir Constitución en canal y PSOE defiende reforma ambiciosa

El PP ha defendido hoy la vigencia de la Constitución de 1978 y se ha mostrado en contra de "abrirla en canal", mientras que el PSOE defiende una reforma "ambiciosa", para resolver un problema territorial, pero también para actualizarla como marco de convivencia.

Así se han pronunciado el popular Pablo Casado y la socialista Isabel Rodríguez en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, donde han participado en una mesa redonda sobre la reforma de la Constitución junto a los diputados Juan Pedro Yllanes, de Podemos, y Nacho Prendes, de Ciudadanos, ambos partidarios de afrontar este proceso.

El vicesecretario de Comunicación del PP ha defendido que aunque se puede perfeccionar, el marco Constitucional es válido, y se ha mostrado en contra, por responsabilidad, de convocar una legislatura constituyente y abrir la Carta Magna "en canal".

Según Casado, hay cuestiones que se puede modificar fuera del procedimiento agravado, como el titulo octavo, que afecta a la organización territorial del Estado, mientras que otras se pueden "tocar".

Sin embargo, cree que nada es tan urgente como para romper un sistema constitucional que ha dado los años de mayor prosperidad y estabilidad de la historia, especialmente, ha dicho, en un momento de desafío secesionista en Cataluña.

Casado ha defendido que se puede afrontar un "reformismo institucional" sin necesidad de abrir un proceso de reforma constitucional y ha insistido en que la Constitución es "válida y permeable" y ha conseguido "capitalizar" las novedades del proceso político en España, porque "pocos países han permitido que movimientos sociales que hace dos años intentaban tomar el Congreso con pancartas ahora tengan setenta escaños".

El dirigente popular ha pedido cautela, mucha prudencia y absoluto respeto a la historia reciente y ha dicho que reniega de los políticos que sienten que la Constitución no les incumbe porque no la han votado.

Sin embargo, la socialista Isabel Rodríguez cree que precisamente el hecho de que más de la mitad de los españoles no votara la Constitución exige actualizarla.

Ha defendido que el PSOE es el partido que más ha "profundizado y con más claridad" en la reforma, para dar respuesta a un problema territorial, pero con un enfoque "más amplio y ambicioso", porque, a su juicio, hay que actualizarla como marco de convivencia y para incorporar nuevas realidades.

Además, la reforma debe servir para blindar el estado social, que "puede peligrar", garantizando derechos fundamentales básicos.

En su propuesta de reforma, el PSOE reivindica un proyecto y un modelo europeo diferente al que se está forjando, en el que prime lo social sobre lo económico.

Rodríguez ha afirmado que la reforma no va a arreglar todos los problemas de España, pero será un "aliciente" para recuperar "el movimiento social y político y la confianza en la democracia".

Por su parte, Podemos ha defendido su posición de partido constitucional y ha apostado por una reforma profunda, que incluya el derecho a que los ciudadanos de cada territorio, no solo de Cataluña, decidan qué vínculo quieren tener con el Estado.

Para Ciudadanos, la reforma debe partir de que la Constitución de 1978 es buena y ha permitido tener el periodo más largo de vida democrática del país, por lo que preservar los principios sobre los que se construyó, según ha dicho Nacho Prendes.

El principio básico lo constituye el hecho de que la Constitución no es de nadie y por eso es de todos, ha afirmado Prendes, quien ha apostado por un gran consenso en torno a la reforma, para que sea sentida por el conjunto de los ciudadanos y no se haga "contra nadie".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha