eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP redobla su apoyo a las fuerzas de seguridad mientras obliga al resto de partidos a posicionarse

Ha presentado iniciativas en las cortes y en los ayuntamientos para expresar su apoyo a Policía y Guardia Civil por el "acoso" que sufren en Catalunya

El descontento de sus efectivos con la actuación del Gobierno se ha traducido en una petición de dimisión de Rajoy y Zoido por parte de los sindicatos policiales

Gobierno y PP buscan cerrar esa brecha con las fuerzas de seguridad en el momento más delicado del problema catalán

- PUBLICIDAD -
Zoido se desplaza a Barcelona para visitar a los agentes desplegados

Zoido se desplaza a Barcelona para visitar a los agentes desplegados. EFE

Tras los acontecimientos del 1-O y las situaciones de acoso a Policía y Guardia Civil en Catalunya, entre los agentes de estos dos cuerpos ha crecido el descontento hacia el Gobierno. Los sindicatos lo han verbalizado en un comunicado en el que piden la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, si no consiguen frenar "la caza al policía". El Ejecutivo y el PP han redoblado en los últimos días su apoyo a las fuerzas de seguridad para cerrar la brecha de desconfianza en dos cuerpos que juegan un papel fundamental en la crisis catalana, más aún cuando el Gobierno ha decidido ha decidido obviar la vía política.

Además, en esa estrategia el PP quiere obligar al resto de partidos a posicionarse. Para ello ha presentado iniciativas en el Congreso y el Senado, que luego hará extensibles a los ayuntamientos. En ellas condena el acoso a los agentes e incluye corolarios sobre el desafío a la Constitución y a las leyes.

Las cargas domingo, que dejaron un saldo de 800 heridos, según la Generalitat, provocaron un aluvión de críticas a la actuación de Policía y Guardia Civil. Su mandado judicial para cerrar colegios electorales y requisar material electoral debía ser conjunta con los Mossos, pero no fue así. Según publicó El País, los cálculos políticos de la operación provocaron que los agentes se encontraran con multitudes de gente a las puertas de los colegios.

Varios efectivos y mandos mostraron su descontento por un operativo que les había dejado a ellos el trabajo sucio. Además, en algunas localidades de Catalunya donde se hospedan los agentes desplazados han tenido que sufrir al acoso de los vecinos, que repudian su presencia y les tildan de "fuerzas de ocupación". En Calella, agentes de la Guardia Civil agredieron a varios manifestantes que protestaban frente a su hotel. Algunos establecimientos, ante la presión de vecinos y ayuntamientos, han optado por echar a los agentes.

"Nos hemos sentido plenamente abandonados"

Ese fue el detonante. La imagen de agentes de la Policía Nacional abandonando los hoteles entre los gritos de los vecinos. En Pineda del Mar, los efectivos se concentraron en la entrada del Hotel gritando "Viva España, viva Cataluña, viva el Rey y la Guardia Civil" como respuesta a las manifestaciones de rechazo. En esa localidad se han sucedido las protestas ante el hotel desde el pasado domingo. Este mismo miércoles, miembros del PP se han acercado para mostrarles su apoyo mientras los agentes le saludaban en formación.

Las muestras de apoyo de sus compañeros de toda España se han sucedido mientras crecía el descontento con los responsables del Ministerio del Interior. Los sindicatos policiales emitieron este martes un comunicado en el que pedían la dimisión de Rajoy y Zoido si no frenaban lo que ellos consideran "una auténtica caza al policía". "Nos hemos sentido plenamente abandonados", decían en un comunicado en el que también hablaban de "sensación de humillación".

El ministro reunió ayer a la cúpula de Interior. Volvió a mostrar su apoyo a los agentes, como ha hecho desde el mismo domingo, y anunció que ningún policía abandonaría el hotel en el que estuviese alojado. Zoido ha dado este miércoles un paso más y ha viajado a a Barcelona para visitar a los efectivos que se hospedan en los buques fletados por Interior.

Mientras, el PP ha se ha volcado en el apoyo público de la actuación policial. El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo, desacreditó el número oficial de heridos. El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, se presentó en uno de los hoteles donde se alojaban agentes: "Nadie os va a echar de Catalunya porque si os vais se iría la dignidad de esta tierra".

Iniciativas por toda España

Los populares también han decidido llevar la defensa de las fuerzas de seguridad al Congreso y el Senado. En la que han presentado en la cámara baja el PP pide el respaldo de todos los partidos para la Policía y la Guardia Civil, además de la condena “al acoso sistemático” que están sufriendo. Esos dos puntos van acompañados de otros dos, más alejados de la defensa de los agentes. Instan a las instituciones a utilizar “todos los mecanismos” en defensa de la soberanía del pueblo español y a actuar contra quienes socavan la unidad de España.

Las mociones de apoyo a la Policía y la Guardia Civil también se van a presentar en ayuntamientos de toda España, donde la oposición también tendrá que dejar clara su posición respecto a la situación de las fuerzas de seguridad en Catalunya. El PP busca que el resto de partidos esté obligado a retratarse, además de reafirmar su apoyo en dos colectivos que han empezado a mostrar sus discrepancias con la forma de actuar del Gobierno. Cerrar esa brecha es fundamental para el Ejecutivo, que ha optado por usarles como vía para tratar con el movimientos independentista, prescindiendo de la vía política.

Si el Gobierno persiste en esta línea y se decanta por acciones cómo la aplicación del artículo 155 de la Constitución -por no mencionar escenarios más conflictivos que se manejan-, contar con unas fuerzas de seguridad sin fisuras será fundamental.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha