eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE presenta hoy su respuesta a la crisis política con reformas en la ley electoral o en el control al Gobierno

Plantea que los partidos estén obligados a elegir a sus candidatos por primarias y cambiar la composición y funcionamiento del Senado

- PUBLICIDAD -

El PSOE celebrará este sábado en Oviedo el cuarto de los seis debates que está organizando de cara a la Conferencia Política de octubre en la que el partido espera culminar su proceso de "renovación". En esta ocasión, los socialistas presentarán su propuesta para hacer frente a la crisis de la política por la desafección ciudadana hacia los políticos, para lo cual proponen reformas en la ley electoral, el funcionamiento de los partidos o en el control parlamentario al Gobierno.

Bajo el lema 'Ganarse otra democracia', el PSOE convoca en el Palacio de Congresos Príncipe Felipe de Oviedo a su militancia, simpatizantes, asociaciones y expertos para que aporten ideas, sugerencias y propuestas sobre este asunto, como ya hiciera los pasados meses de febrero, marzo y abril con los debates sobre Europa, crecimiento y empleo, y modelo fiscal.

La cita de este sábado contará con la participación del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de otros miembros de la Ejecutiva del partido como Elena Valenciano, Óscar López o Ramón Jáuregui, así como de la portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, o el secretario general de los socialistas asturianos y presidente del Principado, Javier Fernández, además de expertos en la materia.

En el documento que ha preparado la Ejecutiva socialista y que sirve de base para este debate sobre democracia, los socialistas proponen "profundizar en la democracia, en que más gente decida sobre los asuntos que importan", es decir, que existan "mayores y mejores instrumentos de control y transparencia".

Todo ello porque, según afirman, "la política más institucionalizada ha perdido prestigio y credibilidad, porque ha fallado tanto en los contenidos como en las formas", ya que "no ha solucionado la crisis ni ha evitado el paro y los ajustes sociales", al tiempo que "ha permitido que los poderes no democráticos en la economía y en las finanzas controlaran la propia política".

CAMBIAR LA LEY DE PARTIDOS

En primer lugar, el PSOE sugiere una reforma de la Ley de Partidos para que sea obligatorio que los partidos celebren congresos "con una periodicidad mínima" y que elijan a sus candidatos institucionales a nivel nacional mediante elecciones primarias abiertas, es decir, en las que puedan participar militantes, simpatizantes y votantes.

También ve necesario establecer mecanismos de financiación transparente con una reforma que "determine y delimite claramente las posibles fuentes de financiación de los partidos", como por ejemplo prohibir las donaciones de empresas y particulares vinculados a empresas que tengan contratos con las administraciones públicas, limitar la cuantía de las donaciones particulares o revisar el marco financiero de las campañas electorales.

En lo que respecta al funcionamiento del Parlamento, el PSOE quiere agilizar el formato de las sesiones de control al Gobierno que tienen lugar los miércoles en el Congreso de manera que no haya que registrar las preguntas con anterioridad para que las preparen los ministros y que cualquier diputado pueda levantarse y plantear una cuestión sin aviso previo.

Entre otras cosas, también proponen que sea exigible una mayoría cualificada para vetar iniciativas de la oposición en la Mesa de la Cámara así como facilitar la creación de comisiones de investigación haciendo que el único requisito sea que lo pida la cuarta parte de los diputados y sólo pueda impedirlo un acuerdo del Pleno del Congreso por mayoría cualificada.

UNA VERDADERA CÁMARA TERRITORIAL

En cuanto al Senado, el PSOE considera que su composición y su funcionamiento no se han ajustado a su diseño original de "atender a las necesidades de un reparto territorial del poder de naturaleza federal (Estado Autonómico)", por lo que se ha generado, a su juicio, una "grave anomalía en el funcionamiento del modelo autonómico y una progresiva devaluación de su respaldo social a las funciones de segunda cámara en el sistema parlamentario español".

Así, afirma que sólo una reforma profunda de la Constitución permitirá alterar la composición y las funciones del Senado para convertirlo en una verdadera Cámara territorial. En esta reforma propone modificar la composición del Senado asegurando la presencia en él de las comunidades autónomas con la presencia de representantes de los gobiernos regionales o mediante la elección de los

senadores en las asambleas parlamentarias autonómicas, o bien mediante un sistema mixto de ambos.

También propone integrar en la Cámara Alta las diferentes instituciones del Gobierno del Estado y de las comunidades, encargadas de la gobernación conjunta del país (Consejo de Política Fiscal y Financiera, Conferencia de Presidentes, conferencias sectoriales, etc).

ACERCAR LOS CANDIDATOS A LOS ELECTORES

Los socialistas también quieren alcanzar un nuevo consenso en torno al sistema electoral "estudiando mejoras de la proporcionalidad e incluyendo la posibilidad de introducir cambios en las circunscripciones para acercar las candidaturas a los electores", aunque también en el sistema de voto de los españoles residentes en el exterior y establecimiento de un marco de relaciones que permita conceder este derecho a inmigrantes.

Pero el PSOE también propone abrir las listas electorales para que los ciudadanos puedan señalar sus "preferencias personales" respecto a los candidatos. Eso sí, plantea que los votantes puedan expresar una preferencia en todas las circunscripciones, salvo en las que eligen más de diez diputados, donde cabría expresar dos.

Para los socialistas, otra de las fórmulas para afrontar la crisis que vive la política es mejorar la transparencia de todas las organizaciones o instituciones que reciben fondos públicos, en lo que respecta al derecho a la información y a la publicación de presupuestos, cuentas y balances, incluida la Casa del Rey.

UN PSOE "MÁS TRANSPARENTE Y MÁS GRANDE"

En su ámbito interno, el PSOE cree necesario abrir el debate en la Conferencia Política de incorporar a su funcionamiento y estructura "las nuevas demandas de participación democrática propias de nuestro tiempo", incrementando la participación de los militantes y simpatizantes en los procesos de elección y toma de decisiones así como lograr un partido "más transparente y más grande".

En este documento es donde se recoge la novedad que supondrá en España la celebración de primarias abiertas para elegir al próximo candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, y además incorpora la necesidad de plantear en la Conferencia Política el debate de extender esta forma de elección a la Secretaría General, debate surgido en las últimas semanas a raíz de la pretensión del PSdeG de escoger así a su próximo líder.

Junto a ello, el partido se plantea la necesidad de desarrollar instrumentos de "buen gobierno" que garanticen "el comportamiento honesto de sus miembros, la asunción colectiva e individual de los principios de la ética pública y el compromiso institucional para prevenir y sancionar cualquier acción irregular, imposibilitando la impunidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha