eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Palestinos recuerdan con escepticismo su Declaración de Independencia

- PUBLICIDAD -
Palestinos recuerdan con escepticismo su Declaración de Independencia

Palestinos recuerdan con escepticismo su Declaración de Independencia

Los palestinos conmemoran mañana, en medio del escepticismo por las actuales negociaciones con Israel, el 25 aniversario de la Declaración de Independencia Palestina, aprobada en Argel en 1988 y que dio el pistoletazo de salida a un interminable proceso de paz.

"Es un aniversario simbólico que conmemora el interés del presidente Yaser Arafat en tener un Estado independiente", declaró a Efe Mahmud Zauafta, de 38 años y trabajador en una ONG con sede en Ramala.

Este palestino oriundo de Dura, en el distrito de Hebrón, lamenta no obstante, que "desafortunadamente nada ha sucedido" desde entonces y que los palestinos sigan siendo "una nación oprimida bajo ocupación".

"No hay nada que celebrar", asegura rotundo.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) no ha convocado ningún acto oficial para celebrar el aniversario del que es considerado por todos los académicos como el primer paso del largo e interminable proceso de paz entre israelíes y palestinos.

El 15 de noviembre de 1988, el histórico líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Arafat, leyó en Argel una declaración en la que mostraba su disposición a reconocer por primera vez el derecho de Israel a existir como Estado, y pedía su retirada a las líneas previas a la Guerra de los Seis Días de 1967 para dar cabida a un Estado palestino.

Poco después Washington comenzó a hablar con la OLP, lo que condujo a la Conferencia de Paz de Madrid en 1991 y a los acuerdos de Oslo dos años más tarde.

Sin embargo, más de dos décadas después el documento se ha quedado en la práctica en una mera declaración de intenciones, pues aún no se ha materializado en un Estado palestino independiente.

En 2012, no obstante, en un paso gigantesco a efectos legales, la comunidad de naciones reconoció a Palestina como Estado no miembro de la ONU, estatus al que Israel y EEUU se opusieron rotundamente.

Y, pese a los esfuerzos de sus dirigentes por concretar el establecimiento de un Estado independiente, Nader Omar, de 42 años, refleja la frustración de la calle.

Vendedor de bolsos en una tienda en la céntrica plaza Al-Manara de Ramala, dice sorprenderse de "la motivación de la gente para recordar estos aniversarios cuando no sacamos nada de esto, estamos muy lejos de la independencia".

"Los políticos palestinos sobreviven de eslóganes vacíos, necesitamos nuestra libertad antes de que hablemos de Estado. El mundo debe ayudarnos para liberarnos de la ocupación", recalca.

La efemérides de la Declaración de Argel coincide con un nuevo proceso de negociación entre israelíes y palestinos, nuevamente bajo patrocinio de EEUU y, como viene siendo habitual, no exento de obstáculos.

El equipo negociador palestino incluso ha pedido ser relevado de su labor por lo que considera la "falta de seriedad de Israel" en las conversaciones y "el sin precedentes incremento de la colonización y opresión contra Palestina y el pueblo palestino", según un comunicado difundido hoy por la Oficina de Negociaciones de la OLP.

Gran parte de esa frustración se origina en la política de colonización israelí en Cisjordania y Jerusalén Este, que no ha parado ni siquiera durante las negociaciones.

Se trata de una vieja demanda de Abás que Netanyahu se ve impedido de satisfacer por las exigencias de su propio partido Likud y de socios en el gobierno como Hogar Judío, del ministro Naftalí Bennet, e Israel Beitenu, de Avigdor Lieberman.

También podría verse afectado el proceso negociador por los recientes resultados de las investigaciones sobre un supuesto envenenamiento del impulsor de la Declaración de Argel, después de que dos laboratorios especializados en Suiza y Rusia corroborasen que en sus restos había altas concentraciones de polonio 210, un material radiactivo.

La ANP no ha dudado en responsabilizar a Israel de la autoría intelectual de la muerte de Arafat, y asegura que seguirá la investigación hasta descubrir cómo, y con la ayuda de quién, se llevó a cabo el crimen.

El futuro de las negociaciones, es decir, de si esta vez conducirán a la concreción de los principios de la Declaración de Argel, se conocerá de aquí a seis meses, cuando concluye el plazo que se han dado las partes para intentar la solución negociada.

Suad Miri, de 28 años y profesora de escuela en Ramala, trata de echarle optimismo.

"Como profesora tengo que ser positiva y explicar a los estudiantes la historia del conflicto palestino. En este plano profesional la Declaración de Independencia es importante, en el plano personal creo que son meras palabras vacías", explicó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha