eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento británico exculpa a dos exministros que se ofrecieron a empresas

- PUBLICIDAD -
El Parlamento británico exculpa a dos exministros que se ofrecieron a empresas

El Parlamento británico exculpa a dos exministros que se ofrecieron a empresas

La comisión de Estándares Parlamentarios de la Cámara de los Comunes estableció hoy que dos exministros británicos de Exteriores, el laborista Jack Straw y el conservador Malcolm Rifkind, no actuaron contra las normas al ofrecer aparentemente sus servicios a una compañía privada.

Straw y Rifkind fueron filmados en febrero con cámara oculta durante una investigación de la cadena Channel 4 y el diario The Daily Telegraph en la que los periodistas se hicieron pasar por representantes de una empresa china ficticia.

Rifkind, entonces diputado conservador, aseguró a los supuestos empresarios que podía utilizar su influencia para acceder a los embajadores británicos en todo el mundo, mientras que Straw sostuvo que en el pasado ha presionado para modificar leyes de la Unión Europea (UE) en favor de una compañía que le pagó 60.000 libras (82.000 euros).

La responsable de la comisión parlamentaria, Kathryn Hudson, sostuvo que los exministros no violaron las reglas de la Cámara a la vista de esas grabaciones, y subraya que la selección de unos pocos fragmentos por parte de los medios que hicieron públicas las imágenes privó a los espectadores de una "comprensión detallada de las circunstancias" en las que fueron grabadas.

"Eso puede llevar a sacar conclusiones que no se mantienen tras un escrutinio profundo", sostiene Hudson en su informe sobre el caso, en el que se muestra crítica con un reportaje que llevó a Rifkind a abandonar su escaño el pasado febrero.

Si los periodistas "hubieran informado con precisión sobre lo que dijeron los diputados en las entrevistas y hubieran valorado sus palabras respecto a las normas de esta Cámara, hubiera sido posible evitar el daño que se ha hecho a las vidas de dos individuos y quienes les rodean", afirma el informe del comité.

La legislación británica obliga a los diputados a comunicar al Parlamento si reciben algún regalo o ingreso al margen de su salario, si bien no prohíbe que mantengan un empleo al margen de su labor como representantes públicos.

Channel 4 ha defendido por su parte la investigación y ha pedido al regulador británico de las telecomunicaciones (Ofcom) que evalúe el reportaje en el que aparecen los dos exministros.

Straw y Rifkind agradecieron por su parte en sendos comunicados el informe del comité parlamentario.

El político conservador instó a Channel 4 y The Daily Telegraph a admitir que son responsables de "distorsionar" sus palabras y "confundir al público" con sus acusaciones.

"Este ha sido un periodo doloroso para mí, mi familia y para aquellos que trabajaban conmigo en el Parlamento. Mi vida pública ha continuado durante los últimos siete meses gracias al apoyo de mis colegas, y ahora afronto los próximos años con muy buen ánimo", afirmó Rifkind.

Straw señaló que se arrepiente de haber "caído en la trampa" que le tendieron los periodistas, y aseguró que hizo comprobaciones sobre la supuesta compañía china antes de entrevistarse con los periodistas, pero que sus precauciones "no fueron suficientes para destapar un engaño que había sido deliberada y meticulosamente preparado".

"En aquel momento dije que me sentía mortificado por haber caído en esa trampa, pero que no había actuado de forma impropia en esas conversaciones, en especial respecto a mis labores como diputado y las normas de la Cámara", afirmó el político laborista, que también fue ministro de Interior durante el Gobierno de Tony Blair.

"Ahora me se siento completamente justificado. El informe de la comisión pone el foco en el contexto de lo que ocurrió, en lo que no pudo ver el público en aquel momento", afirmó Straw.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha