eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Paseo del Prado honra su nombre

- PUBLICIDAD -
El Paseo del Prado honra su nombre

El Paseo del Prado honra su nombre

Lo han aprovechado, pero bien. Esta es la sensación que deja en el observador el primer domingo con el tráfico cortado en el Paseo del Prado, enclave madrileño donde hoy ha habido de todo, desde manifestaciones hasta conciertos, pasando por patinadores, familias con ganas de pasear y ciclistas.

A las nueve de la mañana, cuando los carriles más cercanos a la acera del Museo del Prado han echado el cierre para los coches, los primeros paseantes se han lanzado sin miedo a la calzada, que poco a poco se ha ido llenando antes de dejar paso a un particular ejército de atletas populares.

Miles de corredores han tomado el Paseo del Prado a golpe de zancada poco después de las diez de la mañana y han teñido la calzada de azul, color de las camisetas conmemorativas de la carrera "Madrid corre por Madrid".

Una vez que el Paseo se ha vuelto a despejar, la música ha comenzado a sonar en uno de los escenarios dispuestos al efecto un poco más arriba de la Fuente de Neptuno, desde donde el dios del mar y los atléticos ha visto pasar a multitud de familias, como la de Clara Sánchez.

Con su hija perfectamente sentada en su sillita, Sánchez se ha lanzado a la carretera en dirección Cibeles para aprovechar la coyuntura y caminar sin "apreturas" por el carril que en otras ocasiones es propiedad del autobús municipal.

"Que lo hagan más veces, está muy bien", explica Sánchez, quien admite haberse acercado hoy "a posta" hasta el Paseo del Prado para precisamente eso, pasear.

Un poco más abajo, varias personas se agolpaban en torno a un grupo de cámara, quienes con sus violines han conseguido el aplauso de numerosos paseantes mientras los ciclistas continuaban con su etapa, esta vez, sin coches a su alrededor.

"Es mucho mejor así que con coches, normalmente hay mucho tráfico y tienes que ir con mucho cuidado", confiesa Agustín Jerez, uno de estos ciclistas, quien curiosamente ha afrontado el viaje de vuelta a pie puesto que su compañero de viaje, Emilio Cezano, había pinchado una rueda.

"A mí me viene bien que esté esto cerrado hoy", admite entre risas Cezano, quien en otra ocasión hubiera tenido que arrastrar -con más dificultades- su bici por la acera, rodeado de paseantes.

Y suerte han tenido estos dos ciclistas, porque si hubieran llegado un rato antes tendrían que haber transitado por la acera o bien unirse a la manifestación que ha poblado de peluqueros, pasado el mediodía, el tramo situado Neptuno y Cibeles.

Al grito de "Este IVA lo vamos a bajar", la legión de peluqueros ha continuado su camino a punto de solaparse con otra manifestación, la Marea Blanca, que al partir desde el Banco de España casi ha disfrutado también del Paseo del Prado cortado en esta soleada mañana.

Quien sí la ha disfrutado, en esta ocasión sobre patines, ha sido David Sánchez, uno de los muchos patinadores que hoy ha podido abandonar la acera para hacer su deporte, pese a que hasta ayer no conocía esta iniciativa del Ayuntamiento de la capital.

"Me enteré anoche y muy bien, he venido con una amiga que monta en bici y muy bien", comenta Sánchez, quien como experto patinador explica que es mejor deslizarse por la calzada que por la acera.

"En la superficie de las aceras te quedas clavado, por la carretera desliza mucho mejor aunque haya un par de grietas", subraya el joven, quien está encantado con la medida y advierte que se dejará caer "varios domingos más".

El sol y las buenas temperaturas tampoco han querido faltar a la cita, lo que a buen seguro ha animado a más gente a acercarse hasta una de las arterias principales de Madrid, cortada por primera vez en domingo, pese a que ayer se llevó a cabo el ensayo general de la medida con motivo de las celebraciones de la Semana Europea de la Movilidad.

"Ha sido un éxito", ha sentencia Agustín Jerez, quien ha encarnado el sentir general de madrileños y visitantes que, por primera vez, han hecho honor al nombre del lugar situado a orillas del museo más famoso de la capital, Paseo del Prado. Enrique Delgado

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha