eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Prisión para el presunto autor de la muerte de su bebé en Níjar (Almería)

- PUBLICIDAD -
Prisión para el presunto autor de la muerte de su bebé en Níjar (Almería)

Prisión para el presunto autor de la muerte de su bebé en Níjar (Almería)

El presunto autor de la muerte de su bebé de 45 días en Níjar (Almería) ha sido ingresado en el Centro Penitenciario El Acebuche de Almería por orden del juez.

Fuentes judiciales han explicado hoy a Efe que Hicham Bourass Bourjel, de 35 años y nacionalidad marroquí, ingresó en prisión la tarde del sábado por orden del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería, que ha puesto al investigado a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer.

La Guardia Civil detuvo a este individuo la noche del viernes en la barriada de Pujaire, en Níjar, una semana después de que se diera a la fuga tras presuntamente matar a su hijo de un golpe.

Los hechos ocurrieron el 24 de junio, cuando la madre del bebé, también de origen marroquí, telefoneó a los servicios de emergencia solicitando una ambulancia para atender al niño en una vivienda en la calle Virgen María de la barriada de Campohermoso en Níjar.

Tras ser atendido en el lugar, el niño fue trasladado al centro de salud, donde los sanitarios certificaron su muerte.

Fuentes policiales precisaron que la mujer, que tenía contusiones de carácter leve, declaró que el niño había sido golpeado en la cabeza por su progenitor.

Según relataron diversas fuentes, la agresión se habría producido durante una pelea entre la pareja.

El supuesto agresor, según dijeron varios vecinos, residía en la cercana localidad de San Isidro, en Níjar, mientras que la mujer vivía con el bebé en la casa de la abuela del pequeño en Campohermoso, aledaña a una fábrica de papel.

La Guardia Civil distribuyó varias fotografías del padre, que se dio a la fuga, y solicitó colaboración ciudadana para localizarlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha