eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Puigdemont dice que los barones "devoran" a Sánchez por abrirse a hablar con independentistas

Lamenta la situación justo antes de saberse las dimisiones de la Ejecutiva Federal

- PUBLICIDAD -
Puigdemont dice que los barones "devoran" a Sánchez por abrirse a hablar con independentistas

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha tachado este miércoles de "sidral federal monumental" la actitud de los barones del PSOE ante su primer secretario, Pedro Sánchez, y la ha atribuido a que el líder socialista se abriera a negociar la investidura con los independentistas, según ha dicho.

A Puigdemont le produce una gran tristeza ver "como el sistema mediático y político español devora a quien osa abrir un poco el foco", desde la discreción y sin renuncias programáticas, ha afirmado durante el debate parlamentario de su cuestión de confianza, justo antes de saberse la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva Federal.

A su juicio, Sánchez ha tenido la "honestidad de pensar que quizás hay que hacer algo" tras cinco años de manifestaciones soberanistas multitudinarias en Cataluña y con dos millones de votantes que han apoyado fuerzas netamente independentistas.

Ha defendido que los soberanistas no son "gente crédula y adoctrinada" como a veces se intenta hacer creer desde el Estado, sino personas agrupadas en torno a la necesidad de construir una república democrática.

"(A Pedro Sánchez) le han sacado el Santo Cristo por decir que quiere hablar, aunque sea para decirle al otro que está equivocado", según Puigdemont, que ha lamentado la crisis interna del PSOE, al que considera una alternativa al 'ordeno y mando' del PP.

Para Puigdemont, los barones críticos con Sánchez cometen "la mayor deslealtad para que no cambie nada" y se mantenga el 'statu quo', protagonizado por un partido inmovilista como el PP.

También ha recordado que el Gobierno central estaba en funciones cuando él fue investido presidente en enero, y nueve meses después lo sigue estando: considera que el Ejecutivo ha empequeñecido en este tiempo y que sus ministros han demostrado "ser indignos para ocupar el cargo, algunos de los cuales han dimitido y otros siguen aferrados a la poltrona".

DE ESPALDAS A CATALUÑA

Puigdemont se ha referido al bloqueo de la gobernabilidad y ha dicho que el Estado ha podido comprobar dos veces que "de espaldas a Catalunya no se puede gobernar", y ahora existe la oportunidad de reconocer la realidad catalana y podría desbloquearse la situación si los partidos estatales aceptar negociar un referéndum.

Si esto ocurre, Puigdemont mostrará su total disposición a "colaborar lealmente", dejando al margen lo que ha calificado como asfixia financiera e incumplimientos reiterados de los compromisos.

Según él, el Estado lleva a cabo una estrategia de recentralización unilateral que perjudica a todos los catalanes por igual, sean o no independentistas, y ha ensalzado que, aun así, el Govern impulsa la economía y la productividad, y protege a los colectivos más vulnerables.

Asegura que todas estas bondades podrían ser más extensivas en una Catalunya independiente, en la que se ha comprometido a desplegar una justicia despolitizada que contraste con la de toda España, donde el Gobierno utiliza el Tribunal Constitucional (TC) como "brazo armado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha