eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy pide que se suspenda la declaración independentista porque pretende "acabar con la democracia"

Tras recurrir al TC dice que "se trata de la defensa de todo un país" pero que le gustaría que fuera el "último paso" que da el Gobierno

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avisado este miércoles de que la resolución independentista aprobada por el Parlamento catalán pretende "acabar con la democracia y el Estado de Derecho, someter las libertades y los derechos de todos los ciudadanos y quebrar la unidad de la nación española y la convivencia".

El jefe del Ejecutivo se ha expresado así en el Palacio de la Moncloa, en una comparecencia en la que ha anunciado la decisión del Consejo de Ministros de recurrir ante el Tribunal Constitucional la resolución independentista aprobada por el Parlament y de pedirle al alto tribunal que suspenda sus efectos y avise a quienes tienen obligación de aplicar lo que el propio decida.

Rajoy ha recalcado que el Estado de Derecho asegura la división de poderes, su sujeción a las leyes y su control por los jueces, así como la protección y tutela de los derechos de los ciudadanos. Esos son, ha dicho, los principios que vulnera una resolución que apuesta por la "arbitrariedad del poder" y pretende "retrotraer a otros tiempos que la España constitucional ha dejado atrás definitivamente".

DEFENDER LA "PROPIA ESENCIA" DE LA DEMOCRACIA

El jefe del Ejecutivo ha destacado que el propio Consejo de Estado considera que la resolución "rupturista" implica la "vulneración evidente del núcleo esencial de la Constitución española" al tiempo que supone "una declarada insumisión a las instituciones del Estado". Además, ha recordado que el órgano consultivo añade "algo muy significativo" como es el hecho de que se pretende "obviar que toda decisión del poder queda sin excepción sujeta" a la Carta Magna sin que "puedan existir para el poder público ámbitos de inmunidad".

Por todo ello, ha recalcado que están hablando de la "propia esencia" de la democracia, del respeto a la soberanía popular y de la unidad de la nación y es "lo que algunos pretenden poner en riesgo" al perseguir con una resolución parlamentaria "vulnerar la Constitución, incumplir su propio Estatuto de Autonomía y cuestionar la integridad de España".

Es más, Rajoy ha criticado que los promotores de esa declaración independentista, "arrogándose un poder constituyente que no les corresponde", quieran atribuirse también la soberanía nacional que corresponde a todo el pueblo español. Según ha explicado, esa soberanía no se puede "dividir" ni "fragmentar" y es expresión de la propia unidad de España.

SE QUIERE VOLVER "A LA ARBITRARIEDAD DEL PODER"

Rajoy ha criticado que la resolución pretenda "volver a la arbitrariedad del poder". "Algunos deberían recordar que sin el respaldo y sin el respeto a la ley cualquier poder y cualquier gobierno pierden su legitimación y no deberían olvidar que cuando se prescinde de la ley se renuncia a la democracia. Eso es lo que ofrecen, acabar con la democracia y el Estado de Derecho, someter las libertades y los derechos de todos los ciudadanos y quebrar la unidad de la nación española y la convivencia que nos ha unido durante siglos. Y eso es lo que no podemos permitir", ha enfatizado.

En este punto, ha dicho que él y su Gobierno no lo van a permitir y por eso han presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional pidiendo que acuerde la "inmediata suspensión" de esa resolución y de "todos sus efectos". Ha señalado que en ese recurso reclaman que las decisiones del TC sean notificadas "de forma personal" a quienes tienen la responsabilidad de aplicarlas porque esos cargos del Parlamento y del Gobierno catalán tienen que "asumir su responsabilidad".

El presidente del Gobierno ha insistido en que con esta resolución se está "quebrando la democracia" porque se está pretendiendo "liquidar" la unidad de España y la soberanía nacional, y "privar" a los españoles sobre su derecho a decidir lo que es su país. Según ha apostillado, "aquí se está quebrando todo".

"Es algo que no sucede en ningún país del mundo y es un desafío en toda regla al Estado de Derecho, a la ley, a la democracia y a los derechos fundamentales de los ciudadanos", ha dicho, para agregar que por eso es "comprensible" el "hartazgo y el cansancio" de tantos millones de españoles con este asunto.

"ME GUSTARÍA QUE FUERA EL ÚLTIMO PASO"

Rajoy ha explicado que el Gobierno ha presentado este recurso como "prueba máxima" de un Estado que cree en sus leyes y las defiende para que los españoles puedan seguir confiando en sus instituciones. Según ha destacado, con esta actuación está defendiendo los derechos de todos los ciudadanos pero "muy especialmente de los catalanes".

"No se trata únicamente de la reacción ante la iniciativa de un Parlamento sino que se trata de la defensa de todo un país. Lo que hemos aprobado hoy es la más clara reivindicación de nuestra convivencia y de nuestra democracia, de los mayores logros de nuestra larga historia como nación y de los principales valores con los que contamos para seguir escribiendo nuestro relato de éxito como país", ha afirmado.

Al ser preguntado qué hará el Gobierno si las autoridades catalanas siguen en su empeño de caminar hacia la secesión, Rajoy ha confesado que le gustaría que el paso adoptado hoy fuera "el último paso" que da el Ejecutivo porque "hubiera una rectificación por parte de las personas que han generado este problema".

A su entender, "algunos dirigentes" que viven en Cataluña son los que están causando este "problema". "A mí me gustaría no tener que plantear ningún recurso más ni tener que tomar ninguna otra decisión", ha manifestado, para insistir que él como presidente del Gobierno no va a "aceptar" que "unos señores liquiden las normas de convivencia" que se han dado entre todos.

Por tanto, ha indicado que, si no se cumplen las decisiones de los tribunales y se "sigue vulnerando la ley y la Constitución española", el Gobierno "actuará" con "firmeza y proporcionalidad". "Pero no le quepa la más mínima duda de que lo hará", ha garantizado el jefe del Ejecutivo.

EL REY, "PREOCUPADO" COMO EL GOBIERNO Y LA MAYORÍA DE CIUDADANOS

En cuanto a si vio al Rey -con el que despachó este martes-- preocupado por la situación abierta en Cataluña, el presidente ha señalado que el monarca está "absolutamente informado" de lo que está ocurriendo y ha añadido que él le ha trasladado las decisiones que van a tomar y sus reuniones con otras formaciones políticas. Según ha dicho, este asunto es "importante" y "preocupa a todos", al Rey, al Gobierno, a las fuerzas políticas y a la "inmensa mayoría" de los españoles.

Preguntado después qué solución planteará en la siguiente legislatura para reconducir la situación creada en Cataluña, Rajoy ha explicado que él hasta ahora se ha dedicado a que se cumpla la ley, negándose a que se impusiera un modelo de financiación por parte de la Generalitat "contrario a la igualdad de todos los españoles" y a que se celebrara un referéndum. "A partir de ahí, estoy dispuesto hablar de todo lo que se quiera, salvo de la unidad de España, la soberanía nacional, los derechos fundamentales y del principio de legalidad", ha asegurado.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo ha confirmado que este mismo sábado viajará a Barcelona para participar en un acto del PP en el que se presentarán los cabezas de cartel de la formación para las elecciones generales del 20 de diciembre y en el que se dirigirá "a todos los catalanes" como "siempre" que habla en público. Al término de ese acto partirá a Turquía con motivo de la reunión del G20.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha