eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Regiones de la UE planean denunciar la condicionalidad de las ayudas europeas

- PUBLICIDAD -

El Comité de Regiones de la UE (CdR) acogió hoy con satisfacción la nueva política europea de cohesión para 2014-2020, aunque volvió a rechazar que se condicionen las ayudas regionales al cumplimiento de objetivos macroeconómicos y anunció que planea recurrir esta medida ante la justicia europea.

El presidente del CdR, Ramón Luis Valcárcel, valoró positivamente la nueva política de cohesión aprobada por el Parlamento Europeo la semana pasada y señaló la importancia de haber logrado un acuerdo "a tiempo", durante la sesión plenaria de este órgano de representación regional celebrada hoy en Bruselas.

La política de cohesión para 2014-2020 "contempla niveles de gasto muy satisfactorios y preserva el carácter de las regiones en transición", lo que permitirá la continuidad de las ayudas europeas para muchas comunidades autónomas españolas, afirmó Valcárcel en declaraciones a Efe tras el pleno.

Esta categoría se aplica a las regiones cuyo Producto Interior Bruto se sitúa entre las consideradas "pobres" (con un PIB inferior al 75 % de la media europea) y las "ricas" (con un PIB superior al 90 % de la media).

No obstante, Valcárcel recalcó el rechazo de las regiones europeas a la llamada "condicionalidad macroeconómica", un punto nuevo que contempla cancelar los compromisos y pagos a las regiones y ciudades por el incumplimiento de las recomendaciones macroeconómicas de la Comisión Europea.

Esta condición "podría vulnerar la potestad de subsidiariedad de las regiones", tener "consecuencias desmedidas" y "agrandar la herida del que ya está sufriendo mucho", dijo el presidente del CdR durante su intervención en el pleno.

"No se puede castigar a las autoridades locales y regionales por algo de lo que no somos responsables", indicó Valcárcel, quien aseguró que el Comité de Regiones "está dispuesto a ir a los tribunales europeos si prosperara la idea de la condicionaldiad macroeconómica".

Valcárcel valoró asimismo el papel del Parlamento Europeo, que "intentó hasta el último momento introducir todo tipo de salvaguardas relativas al desempleo para no castigar a los países que más sufren".

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Desarrollo Regional de la Eurocámara, Danuta Hübner, destacó la importancia de "haber cumplido a tiempo" con la aprobación de la política de cohesión para poner en marcha los nuevos programas y proyectos ya el año próximo.

Durante su intervención en el debate, la eurodiputada señaló que la integración de todos los fondos bajo un mismo marco común "permitirá una mejor coordinación entre las políticas", así como "centrarse en objetivos concretos" y "tener más en cuenta las particularidades de cada región".

En cuanto a las críticas sobre la condicionalidad macroeconómica, Hübner afirmó que "el voto ya está hecho, por lo que no se puede pedir ahora un cambio".

La política de cohesión para los próximos siete años dispondrá de 325.149 millones de euros, el 34 % del presupuesto plurianual para 2014-2020.

Un nuevo marco común estratégico será la única fuente que guíe los cinco recursos distintos: el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE), los Fondos de Cohesión, los Fondos de Desarrollo Agrícola y Rural y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

Otra novedad es el aumento del 50 % al 85 % de la tasa de cofinanciación -el porcentaje de la financiación total de un programa aportado por el presupuesto de la UE- para las regiones ultraperiféricas, como las españolas islas Canarias, y Chipre.

El Consejo aceptó aumentar la cofinanciación hasta 2017, pero ha decidido revisar este asunto en 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha