eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sócrates dice ser víctima de la manía persecutoria del juez y el fiscal

- PUBLICIDAD -
Sócrates dice ser víctima de la manía persecutoria del juez y el fiscal

Sócrates dice ser víctima de la manía persecutoria del juez y el fiscal

El ex primer ministro luso, José Sócrates, en prisión por su presunta participación en un caso de corrupción, arremetió contra el juez y el fiscal responsables de la investigación e insistió en que no tienen pruebas en su contra.

"Está cada vez más claro que se me arrestó para investigar. Hubo una total precipitación de quien estaba tan ciego en su manía persecutoria o tan convencido de su teoría que avanzó sin pruebas ni indicios de ningún crimen", explicó Sócrates en declaraciones enviadas desde la cárcel a la emisora de televisión SIC, que fueron divulgadas hoy.

Sócrates calificó de "invenciones y mentiras" las informaciones publicadas por medios lusos que apuntan a que hizo trasladar maletas de dinero entre Lisboa y París, ciudad en la que situó su residencia tras perder las elecciones de 2011.

También negó otros datos revelados por la prensa, como tener guardado en un cofre depositado en una entidad bancaria lisboeta cerca de un millón de euros o poseer un fondo de inversión para "esconder" inmuebles que habría comprado.

Oficialmente, el juez que instruye el caso acusa al ex primer ministro de participar en "operaciones bancarias, movimientos y transferencias de dinero sin justificación" y le imputa por los delitos de fraude fiscal, blanqueo de capitales y corrupción.

Por el momento se desconocen los detalles sobre en qué se basan estas acusaciones, aunque filtraciones a medios lusos apuntan a que el antiguo dirigente socialista cuenta con una fortuna superior a los 20 millones de euros, dinero que guardaba supuestamente en cuentas bancarias a nombre de un testaferro.

Sócrates fue detenido el pasado 21 de noviembre en el aeropuerto de Lisboa y entró en prisión preventiva cuatro días más tarde.

Desde el centro penitenciario de Évora donde se encuentra desde entonces, el antiguo líder de los socialistas portugueses lamentó las continuas "fugas de información" y acusó al juez Carlos Alexandre y al fiscal Rosário Teixeira de ser los responsables de las mismas.

Sócrates censuró que se cuestione su estilo de vida y se le acuse de derrochador, además de defender su intervención en favor de empresas portuguesas -entre ellas el Grupo Lena- por las que intercedió ante las autoridades de Angola o Venezuela, entre otros países.

Asimismo, reconoció que durante "un cierto período" de su vida tuvo "dificultades de liquidez" que le llevaron a recurrir a pedirle prestado dinero a su amigo y empresario Carlos Santos Silva, quien durante la época en que Sócrates estaba en el Gobierno fue directivo del mencionado Grupo Lena y que también permanece en prisión por este mismo caso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha