eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Supremo de EE.UU. evita decidir si grupos cristianos deben dar anticonceptivos

- PUBLICIDAD -
El Supremo de EE.UU. evita decidir si grupos cristianos deben dar anticonceptivos

El Supremo de EE.UU. evita decidir si grupos cristianos deben dar anticonceptivos

El Tribunal Supremo de EEUU evitó hoy decidir si algunos grupos religiosos deberían estar exentos de proporcionar a sus empleados seguros de salud con cobertura de anticonceptivos, como prevé la reforma sanitaria de 2010 conocida como "Obamacare", y envió de nuevo el caso a tribunales inferiores.

Los magistrados debían evaluar si grupos religiosos podían quedar exentos del pago o la cobertura de métodos anticonceptivos dentro de sus planes de salud como parte de la reforma sanitaria impulsada por el presidente de EEUU, Barack Obama, basados en sus creencias y amparados por la libertad religiosa.

Sin embargo, el Supremo esquivó valorar la validez de esta petición y devuelve el caso a los tribunales de menor rango para que vuelvan a sopesar la cuestión.

"Dada la seriedad de la disputa y la sustancial clarificación y precisión de las posiciones de las partes, debería dárseles la oportunidad de llegar a un acercamiento que acomode el ejercicio religioso de los peticionarios", indicaron los magistrados de la máxima instancia judicial del país.

Sin embargo aclaran que "a la vez se asegure que las mujeres cubiertas por los planes de salud reciban una cobertura completa y equitativa, incluida los métodos anticonceptivos".

Los grupos religiosos no quieren verse implicados de ninguna forma en los planes de salud, que permiten a las mujeres acceder sin la imposición de copagos a píldoras anticonceptivas, diafragmas, dispositivos intrauterinos (DIU) y píldoras anticonceptivas de emergencia

En concreto, los demandantes cuestionan una cláusula introducida por el Gobierno específicamente para los grupos religiosos, en los que se incluye a hospitales y universidades.

Esta regulación permite que los grupos religiosos informen, mediante la firma de un formulario, al Gobierno de que no quieren cubrir los anticonceptivos con los planes de salud que deben suministrar y, entonces, el Ejecutivo toma el relevo y se encarga de que los empleados del grupo religioso reciban cuidados reproductivos.

La inesperada muerte en febrero pasado del juez conservador Antonin Scalia ha dejado al Tribunal Supremo con ocho jueces, cuatro liberales y cuatro conservadores, lo que elevaba la posibilidad de un empate en la decisión de la Corte, muy dividida en esta cuestión.

Como consecuencia de la devolución del caso a los tribunales inferiores, se garantiza que el veredicto final no se producirá antes de que el presidente Obama abandone la Casa Blanca a comienzos del próximo año tras cumplir su segundo mandato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha