eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE da otra oportunidad a diplomacia en crisis ucraniana y aplaza sanciones

- PUBLICIDAD -

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobaron hoy nuevas sanciones contra rusos y ucranianos por desestabilizar Ucrania. pero acordaron aplazar su entrada en vigor, en función del resultado de negociaciones clave que tendrán lugar esta semana impulsadas por Francia y Alemania.

"Todos creemos que la solución de la crisis en Ucrania sólo puede ser política (...) Es nuestro deber dar una oportunidad a este intento que estamos llevando a cabo", dijo la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, en rueda de prensa al término del consejo de titulares de Exteriores de la UE en Bruselas.

Según Mogherini, "para dejar espacio a nuestros esfuerzos diplomáticos en estas horas, para que se desarrollen con el máximo de oportunidades de éxito", los ministros decidieron "unánimemente, unidos, aplazar la entrada en vigor de las medidas hasta el lunes".

"Entonces tendremos la oportunidad de evaluar la situación", indicó, algo que, recordó, también harán el jueves los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la reunión informal que tendrán en Bruselas.

Los ministros mantuvieron sus planes de engrosar con diecinueve personas y nueve entidades la lista de sancionados a raíz del ataque con artillería en la ciudad ucraniana de Mariúpol a finales de enero, en el que hubo 30 muertos y un centenar de heridos.

En cambio, decidieron aguardar al próximo lunes para aplicarlas o no, a la luz de los acontecimientos de esta semana y del resultado de la cumbre entre los líderes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania que se espera que se celebre el miércoles en Minsk.

"Es necesario dar una oportunidad a la paz (...) Si han cambiado las circunstancias parece que la UE debe adaptar, si no su filosofía, sí su ritmo", declaró el ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, en rueda de prensa.

Según García-Margallo, los veintiocho países comunitarios aplazaron la aplicación de las sanciones a petición del Gobierno ucraniano, que solicitó a Mogherini "no hacer nada que pueda obstaculizar el éxito de las negociaciones".

"Si se produjesen buenas noticias en Minsk, si hubiese una perspectiva para la paz, podríamos revocar esas sanciones o decidir que no entrasen en vigor", señaló.

Confirmó que la UE seguirá "estudiando más medidas según el agravamiento del conflicto", en el caso de que fracase la negociación en Minsk.

"España quiere que Rusia sea un socio estratégico, la necesitamos económicamente, para hacer viable Ucrania, para resolver más rápido el problema sirio, iraquí o iraní, siempre que Rusia acate la legalidad internacional", afirmó García-Margallo.

Recordó, además, que la UE ya ha perdido "21.000 millones de euros" en exportaciones a causa de las sanciones mutuas impuestas entre Moscú y la UE, mientras que España ha visto afectadas fundamentalmente sus exportaciones agroalimentarias y el turismo, que "se ha reducido en un 30 % frente al año anterior".

"La siguiente tanda de sanciones por parte de la UE sería respondida con otra tanda de sanciones por parte de Rusia que afectaría a sectores sensibles españoles", aseguró.

Preguntado por la posibilidad de entregar armas a los ucranianos, García-Margallo afirmó que el asunto no se trató en el Consejo, aunque el ministro lituano Linas Linkevicius pidió "ayudar a Ucrania no sólo financiera, económica y políticamente, sino también de manera militar", con el envío de "armas defensivas".

"Las cosas empiezan a moverse", consideró por su parte el titular francés de Exteriores, Laurent Fabius, quien pidió, no obstante, "ser prudentes".

Según dijo, "el objetivo es lograr una reducción de la tensión y la paz. No estamos seguros del todo del resultado, hay que seguir siendo prudentes, pero trabajamos en ese sentido".

En opinión del responsable de la diplomacia francesa, "queda camino por recorrer" y "hay toda una serie de cuestiones" todavía por resolver, como cuántos kilómetros retirar las armas pesadas de la línea de contacto o cómo garantizar el respeto de la frontera.

"Todo eso se está discutiendo, y será a partir de ello que se decidirá la reunión de Minsk, la cual esperamos que logre resultados. Pero las cosas no están hechas aún", respondió a la pregunta de qué puede impedir todavía la celebración de esa cumbre.

Fabius pidió "mantener lo máximo que se pueda el respeto al protocolo de Minsk" original, firmado en septiembre por ucranianos y separatistas prorrusos para rebajar la tensión, y agregó: "Aún no se han logrado los resultados, pero estamos haciendo el máximo de esfuerzos diplomáticos para rebajar la tensión y lograr la paz".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha