eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Uruguay no debe convertirse en un segundo Guantánamo", dice exprisionero

- PUBLICIDAD -
"Uruguay no debe convertirse en un segundo Guantánamo", dice exprisionero

"Uruguay no debe convertirse en un segundo Guantánamo", dice exprisionero

El exprisionero de Guantánamo refugiado en Uruguay, Jihad Ahmad Diyab, declaró hoy que su país de acogida "no se debe convertir en un segundo Guantánamo" y le dio al Gobierno un plazo de siete días para que se comprometa a encontrar una solución que le pueda asegurar el realojo en un país árabe.

Así lo comunicó a través de un video subido hoy a YouTube, en el que afirma en inglés y con la traducción de Andrés Contreris, activista y allegado a Diyab, que terminará con la huelga de hambre seca que lleva a cabo hace una semana, aunque se mantendrá firme en su postura de no consumir alimentos, medida que mantiene hace alrededor de un mes.

Según explicó a Efe Contreris, el exrecluso sirio entiende que se trata de una medida "radical" y que no se ajusta a los ritmos de negociación que tienen los países pero que, a la vez, Diyab reconoce que "su cuerpo se está apagando", por lo que ya no dispone de más tiempo.

Además, el expresidiario de origen sirio afirma en el video que no ha escuchado de las autoridades uruguayas en las últimas horas y que eso, según su criterio, quiere decir que el Gobierno "no se preocupa por él".

En tanto, cerca de 50 personas marcharon hoy en Montevideo bajo el lema "No dejen morir a Diyab" como muestra de apoyo a la situación del exreo.

La manifestación fue organizada por el grupo "Vigilia por Jihad Diyab", que lleva varios días organizando trasnochadas frente a la casa del sirio -ubicada en el centro de Montevideo- y consistió en la difusión de pancartas con mensajes de aliento para el exprisionero y críticas para los Gobiernos de Uruguay y Estados Unidos.

"Para algunos una vida vale menos que un cajón de naranjas", era uno de los mensajes que mostraba una manifestante, en relación a los dichos del expresidente José Mujica (2010-2015) que en mayo de este año afirmó que "para venderle unos kilos de naranja a EE.UU" debió soportar a los "cinco locos de Guantánamo".

En tanto, las autoridades uruguayas aseguraron que se están llevando a cabo diálogos de alto nivel para dar respuesta a sus reivindicaciones, pero sin una respuesta positiva hasta el momento.

El sirio abandonó el país a mediados de junio y a fines de julio se presentó en el Consulado uruguayo en Caracas, donde pidió ser trasladado a un tercer país distinto a Uruguay para reunirse con su familia, pero a la salida de dicha sede diplomática fue detenido por las autoridades venezolanas y deportado a Uruguay semanas después.

Junto a otros tres sirios, un tunecino y un palestino fueron acogidos en Uruguay en diciembre de 2014 como parte del compromiso del entonces presidente uruguayo José Mujica, de colaborar con su par estadounidense, Barack Obama, en el plan de cierre del penal de Guantánamo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha