eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Zangarrón pide el aguinaldo en Sanzoles (Zamora) con vara y vejigas de cerdo

- PUBLICIDAD -
Martínez-Maillo sobre el pacto propuesto por Rivera: "La música suena bien"

Martínez-Maillo sobre el pacto propuesto por Rivera: "La música suena bien"

La mascarada tradicional del Zangarrón ha salido hoy a las calles de Sanzoles (Zamora) para pedir el aguinaldo con su estrafalaria indumentaria e intimidar a los vecinos con una vara en la que lleva atadas vejigas de cerdo infladas.

Esta representación está declarada fiesta de interés turístico regional y es una de las representaciones que abren hoy las mascaradas de invierno de la provincia de Zamora, para las que la Diputación Provincial tramita ante la Unesco su declaración como patrimonio cultural de la humanidad.

El Zangarrón es un personaje disfrazado con careta de color negro, nariz roja, barba, perilla y cejas hechas con pelo de cola de caballo, tiras de telas de colores a modo de pelo, un llamativo traje compuesto de una camisa de cuadros marrones y blancos, y un mandil de colores vivos.

La indumentaria del protagonista de esta mascarada, al que este año ha encarnado el joven Edgar Arribas, se completa con un cinturón, cencerros y una bolsa de tela de color rojo.

En ella, el Zangarrón guarda el aguinaldo que le han dado o el que ha logrado arrebatar a los quintos que encarnan a los mayordomos, las bailonas, los tocadores y los asadores.

Desde primera hora de la mañana, tras representar el baile del niño en una confluencia del pueblo denominada las cuatro calles, los protagonistas de esta mascarada se han dispersado para recorrer las casas de Sanzoles y pedir la propina.

Posteriormente, se han juntado junto a la iglesia a la hora de la misa mayor en honor de San Esteban para, en la procesión del santo, volver a bailar el baile del niño.

Allí se han dado cita vecinos, turistas y autoridades entre las que han figurado la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín, o el diputado nacional electo Fernando Martínez-Maillo.

El ritual de esta mascarada tradicional incluye además la denominada "comida del mutis", así llamada porque estos personajes comen juntos y en silencio, bajo amenaza de amonestación a quien contravenga la norma.

La tradición local apunta a que el origen del Zangarrón que se celebra en esta localidad de la comarca zamorana de Tierra del Vino se remonta a una peste que hubo hace siglos en Sanzoles y que motivó que el párroco de la localidad sacara en procesión a San Esteban para que aplacara las consecuencias de la peste.

Los vecinos, molestos con San Esteban porque la peste no cesaba, intentaron apedrear al santo durante esa procesión y sólo lo evitó la aparición de un vecino que, disfrazado igual que el Zangarrón, atrajo la atención de los presentes.

Sanzoles no ha sido hoy el único municipio zamorano que ha celebrado su mascarada tradicional, ya que en Pozuelo de Tábara ha salido a las calles el Tafarrón, un personaje con un traje hecho con juntos secos, careta negra y orejas de liebre, al que acompañan los mayordomos, los entrantes, la madama, el alcalde mayor y el alcalde menor.

Por su parte, en Ferreras de Arriba la protagonista ha sido la Filandorra, acompañada del diablo, la madama y el galán, y en Villarino Tras la Sierra, un pueblo fronterizo con Portugal, los protagonistas de la mascaradas han sido el pajarico y los caballicos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha