eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El agresor del militar en París había estado rezando antes del ataque

- PUBLICIDAD -
El agresor del militar en París había estado rezando antes del ataque

El agresor del militar en París había estado rezando antes del ataque

El hombre que atacó el sábado con un arma blanca a un militar francés que participaba en la vigilancia antiterrorista en el metro de París había estado rezando momentos antes de la agresión, reveló hoy "Le Parisien".

Una fuente citada por el diario, definida como próxima a la investigación, señaló que el atacante "fue filmado rezando cerca del lugar de los hechos" aunque no se conoce el contenido de su plegaria.

Las fuerzas del orden han explotado en particular las imágenes de las cámaras del centro comercial en el intercambiador del metro del barrio de La Defense, donde se produjo la agresión del joven militar Cédric Cordiez, herido en el cuello.

Se ha identificado así a un hombre con barba, alto y de corpulencia atlética que, al contrario de lo que algunos testigos señalaron, no iba vestido con una chilaba, sino que llevaba un jersey atado a la cintura.

Siempre según "Le Parisien", gracias a esas imágenes se vio cómo tras apuñalar a Cordiez, se fue por la salida Rueil-Malmaison del centro comercial.

En ese complejo comercial se ha encontrado una bolsa que llevaba el agresor, dentro de la había un cuchillo sin sangre guardado en una funda, una segunda funda de cuchillo de cocina vacía y una botella de zumo de naranja empezado.

Todos esos elementos han sido objeto de análisis para encontrar el ADN del sospechoso, que está siendo buscado dentro de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía antiterrorista de París.

Cordiez, de 23 años, salió esta mañana del hospital militar de Percy en el que había sido ingresado el mismo sábado y se reintegró en su unidad del cuarto regimiento de cazadores de Gap.

Es uno de los 1.200 miembros del Ejército francés que están desplegados por diferentes puntos del país, en el marco del conocido como plan Vigipirate, en refuerzo de las fuerzas del orden para prevenir acciones terroristas.

Su ataque se produjo tres días después del asesinato en una calle de Londres de un militar británico por dos terroristas islámicos.

El pasado 7 de mayo, un gendarme francés recibió tres cuchilladas en su cuartel de Rousillon, en los Alpes, que le asestó un desequilibrado que se había presentado como un "guerrero del Islam" que gritaba "¡Alá es grande!".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha