eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las enfermedades mentales suponen el 9 por ciento de los ingresos y sólo el 2 de altas

- PUBLICIDAD -
Las enfermedades mentales suponen el 9 por ciento de los ingresos y sólo el 2 de altas

Las enfermedades mentales suponen el 9 por ciento de los ingresos y sólo el 2 de altas

Las enfermedades mentales ya suponen el 9,4 por ciento de los ingresos hospitalarios pero sólo representan el 2,4 por ciento de las altas, según advierte hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su Encuesta de Morbilidad Hospitalaria correspondiente a 2012.

Esta diferencia se explica, según han señalado a Efe fuentes del INE, porque se trata de patologías que, en la mayoría de los casos requieren hospitalizaciones muy largas que "en muchas ocasiones pueden llegar a superar varios años".

La misma encuesta señala que las enfermedades del aparato circulatorio y los tumores continúan siendo la principal causa de hospitalización en España, con el 15,1 % y el 11,8 %, respectivamente.

Además, el número de altas sigue reduciéndose debido al menor número de embarazos y partos consecuencia de la caída de la natalidad.

Según la citada encuesta, 7,2 de cada 10 altas concedidas se produjeron en hospitales públicos donde los pacientes permanecieron ingresados una media de 6,6 días.

La Encuesta de Morbilidad Hospitalaria ofrece información sobre las altas hospitalarias con internamiento y la estancia media del ingreso y en ella se explica que los motivos de las altas -cuando el paciente deja libre la cama que ocupa- son curación, mejoría, fallecimiento, traslado o alta voluntaria.

Así, en 2012 se produjeron 4,63 millones de altas, un 0,8 % menos que un año antes, lo que supone la cuarta bajada anual consecutiva.

Este descenso, explica el INE, se debe al menor número de embarazos y partos, después de que en 2012 se redujesen un 3,9 % los nacimientos en España, y añade que a pesar de ser el tercer diagnóstico más frecuente entre las altas, ocupan el séptimo puesto en estancias hospitalarias.

Más de la mitad de las altas correspondieron a mujeres (53,2 %), un porcentaje que se reduce al 47,2 % si se excluyen las de embarazo, parto y puerperio.

La tasa de morbilidad (número de altas por cada 100.000 habitantes) fue de 9.909, un 0,8 % menos que en 2011.

Por sexo, los embarazos, partos y puerperio continúan siendo la primera causa de hospitalización de mujeres, con el 21,5 % del total de las altas en 2012, seguidas de las enfermedades del aparato circulatorio (11 %) y las del aparato digestivo (10 %).

En los hombres, las enfermedades que generaron un mayor número de hospitalizaciones son las del aparato circulatorio, con el 15,7 % del total, seguidas de las del digestivo (14,3 %) y las respiratorias (13,9 %).

La edad media de las personas que recibieron el alta es de 54,2 años y la tasa de morbilidad descendió en todos los grupos de edad en 2012, salvo en los mayores de 74 años (aumentó un 1,3 %).

Excluidas las estancias por enfermedades mentales, las permanencias hospitalarias más largas correspondieron a las patologías de recién nacidos o asociadas al nacimiento (8,88 días), las enfermedades infecciosas y parasitarias (8,72) y los tumores (8,24).

El 61,2 % de las altas hospitalarias de 2012 correspondieron a ingresos por urgencias.

Respecto al motivo de alta, el 92,2 % se produjo por curación o mejoría, el 4 % por fallecimiento y el 3,8 % por traslado a otros centros u otras causas.

En total, en 2012 fallecieron en los hospitales 188.242 personas, un 2,6 % más que un año antes, debido, principalmente, a tumores (24,2 %), enfermedades del aparato circulatorio (21,5 %) y del aparato respiratorio (19,3 %).

Los motivos más frecuentes de ingreso en hospitales públicos fueron las enfermedades del aparato circulatorio (14,3 %) y las respiratorias (11,9 %), mientras que en los privados fueron las enfermedades del sistema osteomioarticular (12,5 %) y del aparato digestivo (12,2 %).

En cuanto a la estancia, el 76 % del tiempo de permanencia en el hospital correspondió a los públicos con un ingreso medio de 7 días frente a los 5,81 de los privados.

Por diagnóstico, la estancia media fue superior en los públicos que en los privados, salvo en los enfermos mentales (con una media de 20,10 días en los centros públicos y de 41,58 en los privados).

Por comunidades, los mayores números de altas hospitalarias por cada 100.000 habitantes se produjeron en Aragón, Navarra y Baleares, y los menores en Andalucía, Castilla-La Mancha y la ciudad autónoma de Melilla.

Las comunidades con una estancia media más prolongada fueron Castilla y León, Asturias y Galicia con algo más de siete días y las que menos Valencia y las ciudades de Ceuta y Melilla, con algo más de cinco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha