eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El nuevo enviado de la ONU anima a los libios a cerrar el pacto impulsado por León

- PUBLICIDAD -
El nuevo enviado de la ONU anima a los libios a cerrar el pacto impulsado por León

El nuevo enviado de la ONU anima a los libios a cerrar el pacto impulsado por León

El nuevo enviado de la ONU para Libia, Martin Kobler, pidió hoy a las partes en conflicto que sigan los avances en el plan de paz impulsado por su predecesor, el diplomático español Bernardino León, y que cierren cuanto antes los últimos flecos para la formación de un Gobierno de unidad.

"Los incansables esfuerzos desarrollados por las partes libias durante el último año han recorrido un largo camino para acercar posturas. Continuar el proceso de diálogo y construir sobre lo conseguido hasta ahora es el camino que queda delante", dice Kobler en un comunicado.

El diplomático alemán reemplazó hoy oficialmente a León y anunció que en sus primeros días de trabajo escuchará a las partes para tratar de finalizar el acuerdo que Naciones Unidas ha intentado cerrar durante los últimos meses.

"No podemos permitirnos desaprovechar el duro trabajo ya hecho", dijo Kobler, que dejó claro que su intención es que se ratifique el acuerdo preparado por León "en un futuro inmediato".

En su comunicado, el nuevo mediador para Libia no mencionó sin embargo a su predecesor, que abandonó el cargo en medio de críticas por haber negociado durante los últimos meses un nuevo empleo en los Emiratos Árabes Unidos, un país que apoya a una de las partes del conflicto libio.

En octubre, León anunció la formación de un Gobierno de unidad nacional, con el objetivo de sacar a Libia de la crisis política en la que vive.

Ese Ejecutivo, sin embargo, no ha recibido por ahora el respaldo de ninguno de los dos parlamentos rivales libios, lo que formalmente ha dejado al país sin un Gobierno legítimo, ya que el mandato del de Tobruk, el reconocido internacionalmente, expiró oficialmente el 20 de octubre.

Durante las últimas semanas, la ONU ha tratado de abordar con las dos partes sus preocupaciones para que finalmente acepten esa salida.

Libia es un estado fallido, víctima de la guerra civil y el caos, desde que en 2011 la comunidad internacional apoyara militarmente el alzamiento rebelde contra la dictadura de Muamar al Gadafi.

Desde las últimas elecciones, el poder está dividido entre dos gobiernos, uno en Trípoli y otro en Tobruk, que luchan por el control del país apoyados por distintos grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de petróleo, armas, personas y drogas.

La ONU mantiene la confianza en que las autoridades rivales pacten la creación de un Ejecutivo de unidad sobre la base de las negociaciones dirigidas por León durante los últimos meses, a pesar de que ninguno ha aceptado por ahora su última propuesta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha