eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El voto hispano en Estados Unidos sigue siendo demócrata, según los sondeos

- PUBLICIDAD -
Famosos hispanos animan a votar en EE.UU. a través de las redes sociales

Famosos hispanos animan a votar en EE.UU. a través de las redes sociales

Los hispanos siguen prefiriendo a los demócratas en las urnas y apoyan en un 34 % al partido gobernante en Estados Unidos frente al 16 % que respalda a los republicanos, pese a su desencanto con Barack Obama por la falta de una reforma migratoria, según sondeos publicados en plena jornada electoral.

De acuerdo con una encuesta elaborada en vísperas de los comicios legislativos de hoy sobre una muestra de cerca de 5.000 votantes de origen latino, para una amplia mayoría (67 %) el tema migratorio ha sido fundamental en su decisión.

A pesar de los datos que vaticinan los sondeos, la gran incógnita en la jornada electoral sigue siendo en qué medida van a participar los votantes latinos en un duelo que definirá quién controlará el Senado federal y el color de importantes gobernaciones como Florida o Colorado.

Y es que, aunque cerca de 25 millones de hispanos pueden ejercer hoy su derecho al voto e influir en la crucial batalla por el Senado, se prevé que menos de 8 millones acudan a las urnas.

Según encuestas realizadas en semanas previas por el centro hispano Pew, la frustración por la falta de una reforma migratoria puede provocar una gran abstención entre los hispanos, que tampoco ven una opción esperanzadora en el partido republicano, mucho más reacio al fenómeno de la inmigración.

El Partido Demócrata aspira a mantener la escasa ventaja de 55-45 en la cámara alta y conservar el apoyo de la comunidad latina, que se ha ido desvaneciendo pese a su fiel y amplio respaldo en los comicios de 2008 y 2012 al presidente Obama.

Estados Unidos, que renueva hoy una tercera parte de los 100 senadores, dos por cada estado, mirará en especial a Kansas, Luisiana, Iowa, New Hampshire, Alaska, Carolina del Norte, Colorado y Georgia, estos tres últimos estados con una influencia latina que puede ser esencial a la hora de decantar los resultados a uno u otro lado.

La polémica migratoria, agravada el pasado verano por la oleada de menores centroamericanos llegados a EEUU, ha sido usada en todas las campañas estatales.

La popularidad de Obama ya se desplomó entre los latinos en septiembre, cuando pospuso para después de estas elecciones su promesa de poner en marcha medidas ejecutivas para aliviar la situación de los inmigrantes, ante el obstruccionismo de los republicanos en el Congreso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha