eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La impopularidad de Temer cae ligeramente hasta el 74 % en diciembre

- PUBLICIDAD -
La impopularidad de Temer cae ligeramente hasta el 74 % en diciembre

La impopularidad de Temer cae ligeramente hasta el 74 % en diciembre

La tasa de desaprobación del Gobierno del presidente de Brasil, Michel Temer, ha caído ligeramente desde el récord de 77 % registrado en septiembre pasado a un 74 %, aunque sigue siendo una de las mayores para un jefe de Estado de Brasil, según una encuesta divulgada hoy.

La tasa de aprobación, que llegó a ser del 13 % en junio de 2016, poco después de que Temer asumiera en sustitución de la destituida Dilma Rousseff, y cayó hasta el 3 % en septiembre, cuando el mandatario estaba en la mira de un gigantesco escándalo de corrupción, subió ligeramente en diciembre, hasta el 6 %.

Y el porcentaje de los que aprueban la forma de gobernar de Temer, que venía cayendo gradualmente desde el 31 % en junio de 2016 hasta el 7 % en septiembre de este año, igualmente mejoró y se ubicó en el 9 % en diciembre.

Los que desaprueban su forma de gobernar ahora son el 88 % tras haber sido el 89 % hace tres meses.

Temer sigue siendo mal evaluado en comparación con Rousseff, a quien sustituyó en el poder en mayo del año pasado, cuando comenzó el proceso que llevó a la destitución de la entonces presidenta.

Un 59 % cree que la gestión de Temer es "peor" que la de Rousseff (el mismo porcentaje que en septiembre), frente a un 10 % que la califica de "mejor" (8 % en septiembre) y un 30 % que la ve "igual" (31 % hace tres meses), indica el sondeo.

La impopularidad de Temer llegó a su ápice en septiembre debido a que en la época el mandatario era blanco de un escándalo de corrupción que puso en jaque su Gobierno y a que la Fiscalía llegó a solicitar la apertura de un juicio penal en su contra.

Desde entonces, la Cámara de Diputados, en dos diferentes votaciones, se opuso a que la Corte Suprema le abriera un proceso por corrupción al jefe de Estado.

En los últimos meses, el Gobierno de Temer ha adoptado un discurso optimista amparado en la mejora de los indicadores macroeconómicos como crecimiento positivo, baja inflación y tasa de intereses a la baja, los cuales llegan tras dos años de profunda recesión en los que el Productor Interno Bruto (PIB) se desplomó más del siete por ciento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha