eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El líder del PKK pide un congreso extraordinario para abandonar las armas

- PUBLICIDAD -
El Gobierno y el partido prokurdo de Turquía anuncian juntos una ruta de paz

El Gobierno y el partido prokurdo de Turquía anuncian juntos una ruta de paz

El fundador y líder de la guerrilla kurda de Turquía, Abdullah Öcalan, ha invitado hoy a este grupo a celebrar un congreso extraordinario para decidir el abandono definitivo de las armas.

Öcalan, encarcelado en Turquía desde 1999, transmitió el mensaje al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) a través de una delegación del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la formación política que representa a la izquierda kurda del país.

Un diputado del HDP leyó el comunicado en una comparecencia conjunta con ministros del Gobierno turco, en lo que constituye la primera vez que altos cargos kurdos y gubernamentales trazan juntos una ruta hacia la paz.

"Invito al PKK a celebrar un congreso de desarme en primavera para tomar la estratégica e histórica decisión de abandonar la lucha armada en base a unos principios mínimos sobre los que se llegue a un acuerdo", reza el comunicado de Öcalan.

Ya en 2013, el líder kurdo había anunciado que "las armas deben callar" y que la lucha kurda tenía que trasladarse hacia el terreno democrático, un llamamiento que fue seguido por un alto el fuego que dura hasta hoy y unas negociaciones frágiles entre Gobierno y guerrilla.

"Estamos más cerca de la paz que nunca", anunció hoy el diputado del HDP Sirri Süreyya Önder, que compareció junto al viceprimer ministro Yalçin Akdogan y el ministro de Interior, Afkan Ela.

Önder declaró que el proceso de paz ha llegado a "una etapa oficial, seria y responsable", y ahora comenzarían negociaciones oficiales basadas en diez artículos que definirían el marco de desarme del PKK.

Enumeró los diez puntos como "acuerdo de mínimos", entre los que destacan la definición de una nación común para kurdos y turcos basada en principios democráticos y una nueva Constitución para garantizar una "ciudadanía libre".

"Nuestra democracia ha alcanzado un nivel en el que tiene la capacidad y la oportunidad de dialogar sobre nuestros problemas. Deponer las armas acelerará el proceso democrático", aseguró, por su parte, Akdogan.

"Una Turquía que deje atrás sus problemas esenciales será una potencia regional y global. Somos Turquía, todos juntos", añadió.

Los tres parlamentarios del HDP que tomaron parte en el encuentro con el Gobierno visitaron previamente a Öcalan en la cárcel de Imrali, así como a comandantes del PKK en los cuarteles generales de la guerrilla en las montañas del norte de Irak.

Desde el arranque de las negociaciones de paz en 2013, durante el que el PKK retiró a la mayor parte de sus milicianos de Turquía, el HPD ha funcionado como intermediario entre Öcalan y los actuales mandos de la guerrilla, pero es la primera vez que sus diputados comparecen junto a altos cargos del Gobierno para hablar públicamente del proceso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha