eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los alcaldes de los municipios afectados por las crecidas del Ebro se reúnen este sábado en Novillas (Zaragoza)

Los alcaldes de los municipios de la ribera del Ebro afectados por las crecidas del río se reunirán este sábado, 14 de febrero, en el pabellón de la localidad zaragozana de Novillas para analizar la última avenida y proponer soluciones, como la limpieza y el mantenimiento del cauce.

- PUBLICIDAD -
Los alcaldes de los municipios afectados por las crecidas del Ebro se reúnen este sábado en Novillas (Zaragoza)

El encuentro se celebrará a las 17.00 horas y están invitados a participar representantes de las administraciones públicas implicadas, Gobierno de Aragón y Confederación Hidrográfica del Ebro, sindicatos agrarios, partidos políticos y vecinos perjudicados por las avenidas del río.

El presidente de la Comisión de municipios afectados por el río Ebro y alcalde de Pradilla, Luis Eduardo Moncín, ha convocado esta jornada para analizar la situación de la ribera después de la última avenida y plantear posibles actuaciones.

La Comisión de municipios afectados por el río Ebro la integran los ayuntamientos de Pradilla de Ebro (presidencia), Boquiñeni, Gallur, Quinto y Cinco Olivas (vicepresidencias), Novillas, Tauste, Luceni, Alcalá de Ebro, Remolinos, Cabañas, Alagón, Torres de Berrellén, Sobradiel, Utebo, Zaragoza, Pastriz, El Burgo, Nuez, Villafranca, Osera, Pina, Fuentes, Gelsa, Velilla, Alforque, Alborge, Sástago, Escatrón, Caspe, La Zaida y Alfajarín.

En declaraciones a Europa Press, Luis Eduardo Moncín ha recordado que en este último episodio, de carácter ordinario, el río "ha alcanzado alturas superiores a los 7 metros en muchos municipios" y cada año "con riadas más pequeñas hay más afecciones sobre todo en las poblaciones, que cada vez se inundan más". En esta ocasión ha afectado a más de 8.000 hectáreas, de las que 4.630 son terreno agrícola.

Moncín ha advertido de que los alcaldes "llevamos muchos años" planteando que la solución es "limpiar y mantener el cauce del río para que circule el agua en caso de avenidas, porque está comprobado que cada vez hay más gravas".

CAMBIAR LAS LEYES

Sin embargo, "las instituciones como el Gobierno de Aragón y la CHE, que son las competentes en la materia, siempre están diciendo que las normas medioambientales no lo hacen posible", pero "habrá que intentar cambiar esas leyes".

"Algo habrá que hacer, no esperar a que llegue una crecida extraordinaria que se lleve los pueblos", ha aseverado, al remarcar que "si con 2.000 metros cúbicos se alcanzan los 7,30 metros, con una de 4.000 no sabemos qué va a pasar" y una riada de esta dimensión "pasará, porque en la historia del Ebro ha habido bastantes crecidas así".

Por último, el alcalde de Pradilla y presidente de la Comisión ha lamentado que "no hay ningún diálogo entre los municipios y el Gobierno de Aragón o la CHE", al apuntar que "hace muchos años que no se convocan reuniones para hablar de estos temas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha