eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El negro es el color de nuestra música

- PUBLICIDAD -
El negro es el color de nuestra música

El negro es el color de nuestra música

La semana que viene comienza la tercera edición de Madrid en Negro, un festival musical que durante todo el mes de febrero nos ofrece la experiencia de la música soul en todas sus variantes. Y no es el único.

En Salt y en Girona, en el mes de marzo, llega otro certamen -ya van 12- del Black Music Festival. También hay fiestas de barrio como el 9b de Barcelona, un recién confirmado Black is Back en Madrid o el legendario Imagina Funk de Torres (Jaén).

Son diferentes ofertas que dibujan una creciente demanda por una propuesta sonora de raíz afroamericana, muy etiquetada -soul, funk, afrobeat, groove, gospel, etc-, pero con una denominación común: música negra.

El renacimiento de la afición por este tipo de ritmos tiene sus predicadores. Miguel Ángel Sutil, director de la revista Enlace Funk, y promotor de Madrid en Negro, lo tiene claro: "La gente ha descubierto el soul y el funk y no puede escapar. Esta música te atrapa y te engancha. Después de años de retraso, por fin, en España ha llegado el momento de disfrutar. Ya no es tendencia, es un fenómeno consolidado".

"Creo que hay una escena más visible, pequeña y underground, pero sólida y constante", así se expresa Borja Torres, capo del sello discográfico Lovemonk, al hablar de una posible explosión del soul en España.

Para Torres, también conocido como Señor Lobo en sus sesiones de Dj, la popularidad de Amy Winehouse y la aparición del neosoul británico han creado referentes sonoros para el gran público y "han hecho presente este tipo de música en los grandes medios".

En esta labor de apostolado musical, desde su compañía -que cumple ahora 10 años-, ha publicado a grupos imprescindibles como Speak Low, cantantes de estilo negro como Gecko Turner o bandas inclasificables como Pyramid Blue. "Pese a todo, estamos en un momento dulce" añade.

A Maika Edjo te la puedes encontrar un miércoles frío a la una de la madrugada participando en una jamsession (reunión informal de músicos) en algún garito oscuro de Madrid. Su voz llena la sala por encima de los instrumentos de viento. Es la cantante de Sweet Vandals y sabe de lo que habla.

"Después de muchos años parece que estamos saliendo de la caverna. Hay muchas bandas de gran calidad y, poco a poco, se está accediendo a un público más amplio. Esta música tiene energía, pasión, fuerza, calidad y variedad frente a la monotonía reinante en la escena actual", dice Maika rotunda.

Estas bandas con una gran formación musical y un extenso conocimiento de la biblia del soul son, en muchos casos, más conocidas en Europa que en su lugar de origen.

Así pasa que los catalanes The Pepper Pots compartan gira y peinado con el norteamericano Eli Paper Boy o que los granadinos All Supersonic & The Teenagers publiquen -como Sweet Vandals- en el sello alemán Unique.

Pero eso está cambiando. Una de las sorpresas del año pasado fue el grupo Freedonia. Con un primer disco autoproducido alcanzaron casi los circuitos comerciales y, con el impulso, siguen de gira por toda España.

La actuación en directo es quizá la parte más solvente -y rentable- de este movimiento. Para Sutil, hay ciudades con un circuito propio estable: "Sólo en Madrid, hay quince salas que programan soul en vivo; también destacan Barcelona, Valencia y ¡cuidado! Granada, que se ha convertido en un centro neurálgico de la música negra en el sur de Europa".

Al recorrer este mapa territorial de los amantes de la música negra, no hay que olvidar la rica y variada cosecha musical que creció en los sesenta y setenta al calor de las bases militares norteamericanas desperdigadas por la península. El soul fue muy popular en España y algunos sellos -Vampisoul- tratan de recuperar ese legado.

Mirando hacia adelante este estilo es siempre respetuoso con los mayores. Por ejemplo, uno de los platos fuertes de Madrid en Negro es un homenaje al inolvidable Marvin Gaye. "Vamos a reunir a todas las chicas que lideran las bandas y vamos a ver cómo suenan sus canciones en sus voces", aclara Sutil, apasionado ante ese espectáculo "irrepetible".

Y es cierto, el lado femenino de la música negra actual es muy importante. "La mujer juega un papel esencial en este tipo de música, aportamos sensibilidad, emocionalidad, somos complementarias a la visión masculina", destaca Maika, que prepara actualmente su cuarto disco con los Vándalos.

Carnalidad, sensualidad, ritmos sincopados y, sobre todo, baile, son muchas las razones del retorno de este estilo que, día a día, gana adeptos. Como dice el Señor Lobo, "es imposible escuchar a James Brown y no mover el pie o agitar la cabeza"". Esa puede ser la clave. Get Up!

Juan Carlos Gomi

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha