eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mas ofrece a la CUP someterse a una cuestión de confianza en diez meses

- PUBLICIDAD -
Mas ofrece a la CUP someterse a una cuestión de confianza en diez meses

Mas ofrece a la CUP someterse a una cuestión de confianza en diez meses

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha ofrecido hoy a la CUP que, a cambio del apoyo a su investidura, estaría dispuesto a someterse en diez meses a una cuestión de confianza ante el Parlament, en la que los 135 diputados podrían acabar obligando a investir a otro president.

En el arranque de una nueva jornada del debate de investidura, antes de procederse este mediodía a una segunda votación, Mas ha explicado su última oferta a la CUP para que hoy le preste al menos dos votos a favor y ocho abstenciones para alcanzar la mayoría simple.

Otra de sus propuestas a la CUP consiste en formar un gobierno presidido por él pero con tres grandes áreas compartidas -economía y empleo; asuntos exteriores, institucionales y de la transparencia y, por último, estado del bienestar- con otros miembros del ejecutivo.

En un intento de aproximar posiciones con la CUP, Mas ha remarcado que sería una presidencia "con todas sus funciones pero compartidas" con tres personas -que según fuentes de JxSí serían Oriol Junqueras, Neus Munté y Raül Romeva-, que a su vez se repartirían la coordinación de 15 departamentos.

El presidente catalán en funciones ha remarcado que tanto esta dirección de Govern "compartida" como la cuestión de confianza en el plazo de 10 meses son "gestos significativos relevantes que no desnaturalizan en absoluto la presidencia de la Generalitat".

En un mensaje velado a la CUP, el líder de CDC ha remarcado que la voluntad de acuerdo hay que demostrarlo "no sólo con discursos sino por la vía de los hechos" y que para alcanzar un pacto "las posiciones se tienen que mover", al tiempo que ha apelado a evitar que se instale entre los partidos independentistas el mismo "inmovilismo" que ha provocado que "se pudra" la relación con el Estado.

Mas ha situado la cuestión de confianza en un periodo de 10 meses, tras el primer periodo de sesiones del Parlament, que termina en julio, y antes del debate de política general de cada septiembre.

El candidato a la presidencia ha remarcado que si no superarse la cuestión de confianza "automáticamente" debería cesar y sería necesario investir otro presidente.

El candidato de Junts pel Sí a la presidencia de la Generalitat ha valorado que este sistema es "legal y profundamente democrático", en el marco de la "pulcritud democrática" que ha dicho que "inspira el proceso soberanista y el funcionamiento del Govern".

En su discurso, Mas no ha hecho ninguna referencia al hecho de que ayer el Tribunal Constitucional suspendiese por unanimidad la resolución independentista del Parlament y decidiese notificar su decisión de forma personal a 21 cargos catalanes, entre ellos al president Artur Mas y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a los que advierte de que incurrirán en responsabilidades penales si no acatan su decisión.

Tras la doble propuesta de Artur Mas, Forcadell ha ofrecido una pausa de unos 15 minutos, durante la cual los dirigentes de los partidos han hecho corrillos dentro y fuera del hemiciclo con sus respectivos grupos parlamentarios.

Mas ha conversado un momento con Forcadell y luego ha departido dentro del hemiciclo con los diputados de Junts pel Sí Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Oriol Junqueras.

En cambio, los diputados de CUP han salido del hemiciclo sin decir palabra alguna, siendo Antonio Baños el primero en marcharse y el último en regresar, solo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha