eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La oposición rechaza el "atentado contra la democracia" que supone la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha

PSIE e IU creen que Cospedal traspasa una "línea roja" con "pucherazo" para perpetuarse en la región

- PUBLICIDAD -
La oposición rechaza el "atentado contra la democracia" que supone la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha

Todos los grupos parlamentarios de la oposición han rechazado este martes en el Pleno del Congreso la reducción del número de diputados autonómicos que plantea el PP en la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha al considerar que supone una medida antidemocrática que atenta contra la representatividad electoral y que además no va a suponer ningún ahorro.

Tanto el PSOE como Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y los partidos del Grupo Mixto BNG y Compromís-Equo rechazan que la reforma se tome siquiera en consideración, mientras que los nacionalistas no se oponen a que se tramite por respeto a Castilla-La Mancha, aunque discrepan de su contenido.

La portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, ha denunciado que con la reforma "se está traspasando una línea roja de la democracia" porque la medida no atiende a una cuestión de "control presupuestario y de la crisis" sino de "control democráticos", el control que, según la socialista, quiere evitar el Gobierno castellanomanchego de María Dolores de Cospedal reduciendo el número de diputados a la mitad.

INTENTO FRAUDULENTO

"Es un intento fraudulento partidista de utilizar de forma instrumental la reforma de una norma fundamental para modificar la ley electoral", ha sentenciado, para añadir asimismo que Cospedal está haciendo "juego sucio", ya que la propuesta de reducción llega después de que en 2012 ampliara en cuatro el número de diputados regionales y justificara que no suponía un mayor gasto.

Así, ha criticado que "si antes no tenía coste ampliar", tampoco va a suponer un ahorro la reducción propuesta ahora. En esa misma línea, ha criticado Castilla-La Mancha justifique como media de ahorro la supresión de instituciones como la Sindicatura de Cuentas, "cuando Cospedal anda todavía enredada con 200.000 de financiación ilegal de campañas electorales".

"Le pido al PP que reflexione. Es un problema de democracia. No pueden votar esto hoy y mañana ofrecer un pacto sobre la regeneración democrática. El PP no puede convertirse en cómplice del pucherazo de Cospedal", ha asegurado Rodríguez, tras criticar asimismo que la presidenta de Castilla-La Mancha "no se haya atrevido a subir a la tribuna de oradores" para defender la medida, y haya optado por presenciar el debate desde la tribuna de invitados.

"CONSOLIDA EL BIPARTIDISMO"

A su vez, el portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Cayo Lara, ha denunciado que la reforma es un "atentado sin precedentes contra la democracia representativa" y ha advertido de que la "excusa del ahorro no es creíble", cuando han dejado sin sueldo a los diputados autonómicos. "Es un pucherazo revestido de aparente legalidad", ha aseverado.

Asimismo, ha criticado que la reforma "acentúa el uso partidista que se ha hecho siempre del sistema electoral de Castilla-La Mancha", y que tiene el "objetivo oculto" de favorecer a las provincias "más proclives al PP", así como consolidar un bipartidismo excluyente". "Menos diputados es menos democracia", ha advertido.

"La democracia parece que está de saldo en unas rebajas vergonzosas. Quieren apostar por tener un chiringuito en Castilla-La Mancha. En esta españa no sobra democracia, lo que sobran son chorizos y puertas giratorias", ha denunciado, para advertir también de que se está "traspasando una línea roja muy peligrosa"

Por su parte, el diputado de UPyD Carlos Gorriarán ha denunciado que se trata en toda regla de "un ataque a la democracia representativa". "Esta reforma dice que la democracia es un gasto", ha rechazado, para criticar que lo normal al reformar una ley electoral es tratar de que "no se excluya el pluralismo" y que todos los votos tenga representación y no al contrario.

El diputado de Compromís Joan Baldoví ha acusado al PP de "querer secuestrar la democracia" con este tipo de reformas, que ha tachado de "impúdicas y obscenas". "Esto es tramposo, no es una reforma, es pura artesanía trilera. No pretenden ahorrar, solo quieren perpetuarse en el poder", ha sentenciado, para añadir también quieren "impedir" que formaciones minoritarias puedan entrar en las Cortes.

Por su parte, la diputada del BNG Olaia Fernández Dávila ha sentenciado que no tiene nada que ver con la austeridad económica. "Queda claro que la austeridad que pretende el PP es una austeridad democrática", ha advertido.

ABSTENCIÓN CRÍTICA DE LOS NACIONALISTAS

Tanto PNV como CiU han recalcado que respetan la voluntad autónoma de cada comunidad y su capacidad de reformar su Estatuto y que por lo tanto no van a oponerse a su toma en consideración. No obstante, sí han criticado el fondo de la medida, al considerar que podría afectar a la representatividad parlamentaria en la región y rozar los límites democráticos.

"No vemos ninguna coherencia en esta propuesta. Si hay autonomía política es necesario control legislativo. Lo que se propone es auténticamente lo contrario", ha señalado el portavoz del PNV Aitor Esteban. Por su parte, el diputado de CiU Jordi Xuclà ha apuntado que aunque respetarán "el estatuto que venga", es preciso reflexionar sobre la calidad democrática de un sistema electoral tras una "reducción drástica de los diputados".

PP: "EJEMPLO" DE AUSTERIDAD

El portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, que se ha encargado de defender la propuesta en representación de la cámara autonómica, ha argumentado que se trata de una medida "con un amplísimo apoyo de los ciudadanos castellanomanchegos" y que persigue dar desde el ámbito político un ejemplo de "austeridad" a los ciudadanos.

Así, Cañizares ha cifrado entre 3 y 5 millones de euros el ahorro que se conseguiría en cada legislatura con la reducción del número de diputados a la mitad que se propone en la reforma. "Los ciudadanos se merecen ser escuchados. Una postura como la del PSOE, negándose a escuchar esa mayoría, les aleja nuevamente de la realidad de su región y de lo que les demandan los ciudadanos de Castilla-La Mancha", ha agregado.

En esta misma línea, el diputado del PP Agustín Conde ha remarcado que la reforma no requiere el apoyo el PSOE porque sólo pretende reducir el número de diputados. "No hablamos de que no exista control legislativo. Las Cortes podrán seguir cumpliendo con las mismas funciones. Castilla-La Mancha puede seguir funcionado perfectamente con un parlamento de unos 30 diputados", ha argumentado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha