eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"El arte del presente", Colección de Helga de Alvear, un regalo para Madrid

- PUBLICIDAD -
"El arte del presente", Colección de Helga de Alvear, un regalo para Madrid

"El arte del presente", Colección de Helga de Alvear, un regalo para Madrid

La exposición "El arte del presente" propone en CentroCentro Cibeles un paseo por lo más destacado del arte contemporáneo, a través de un centenar de piezas de la Colección de Helga de Alvear, una de las más importantes de España.

En cerca de 1.600 metros cuadrados, la muestra reconstruye una parte de la historia de amor que la galerista inició con el arte hace más de treinta años y en la que no ha seguido criterios establecidos, sino solo el enamorarse de las obras.

Para la comisaria María Corral, se trata de una exposición compleja y difícil, tanto por sus dimensiones como por lo que supone hacer una selección entre las casi tres mil piezas que forman la colección de Helga de Alvear.

"He pensado en lo que necesitaba Madrid y he acotado la selección al arte que se está haciendo actualmente. Por ello, el noventa por ciento de las obras son desde el 2000, y el resto, de los noventa", comentó.

A partir de esta premisa, se planteó hacer un recorrido por los temas que han ido tocando los artistas en lenguajes diversos. "Consiste en una serie de universos que establecen diálogos", comentó la comisaria, que ha querido entrecruzar dinámicas expresivas de naturalezas pictóricas, fotográficas, escultóricas, audiovisuales o arquitectónicas.

La colección de Helga de Alvear es "fantástica", afirmó, ya que "no hay muchas instituciones, aparte de las galerías, que muestren el arte que se está haciendo en estos momentos. La exposición es un regalo para Madrid".

El recorrido comienza con una especie de introducción, con obras de artistas de diferentes países que utilizan diversas disciplinas.

La pintura que trata sobre sí misma, en la que el color forma movimiento, gesto, se aprecia en obras de Juan Uslé, Felicidad Moreno, Mitsuo Miura, Heimo Zoberning, Pedro Cabrita Reis o Franz West. También se exhibe "una de las obras más conocidas de Vik Muniz, una gran fotografía en la que el artista habla de pintura".

Entre las obras reunidas en torno al paisaje, "siempre relacionado con la personalidad de sus creadores", figura un montaje fotográfico de Olafur Eliasson, mientras que en el tratamiento del cuerpo "no como tal, sino en cuanto a las relaciones que establecen con los demás", la comisaria ha seleccionado obras de Louise Bourgeois o Juan Muñoz.

Otro capitulo destacado del recorrido es el que trata de la arquitectura, "pero en cuanto a cómo se construyen las ciudades y cómo se destruyen", advirtió María Corral, que ha incluido también en el recorrido una gran instalación en la que Isaac Julien "habla de las discriminaciones, tanto de género como de raza".

Destaca también la gran instalación de Jason Rhoades, la de Barthélémy Toguo, el árbol del olor de Ernesto Neto o las grandes fotografías de Jane & Louise Wilson. En los últimos espacios se exhibe la vídeo-instalación formada por 12 pantallas de Ai Wei-Wei.

En la selección, que también incluye nombres como los de Helena Almeida, Francis Alys, Andreas Gursky, Isaac Julien, Pipilotti Rist, Thomas Ruff, Thomas Schütte o Santiago Sierra, María Corral ha querido mostrar "cómo colecciona Helga de Alvear y cómo se compromete con los artistas".

En esta forma de coleccionar, la propia Helga comentó que "todo lo que es expresión de arte es arte, y lo importante es que sea bueno. Me da igual que sea fotografía, pintura, papel o instalación, todo es igual de importante".

La galerista, que ha donado toda su colección privada al futuro Centro de Artes Visuales Fundación Helga de Alvear, en Cáceres, comentó que coleccionar para ella "es un vicio" y reconoció que también se ha equivocado en ocasiones, por lo que ha tenido "que hacer una limpia. Pero poco a poco vas aprendiendo".

Antes de que su colección llegara a Cáceres, Helga la ofreció en diferentes sitios, "pero no en Madrid. Ya está el Museo Reina Sofía". Sobre esta institución recordó que, antes de llamarse así, el coleccionista Giuseppe Panza di Biumo y su mujer quisieron regalar su colección, una de las más importante del mundo, "y lo rechazaron".

Helga de Alvear reivindicó su condición de galerista: "No voy a dejar de serlo, me divierte muchísimo", y reconoció que en ocasiones, cuando no vende, ayuda a sus artistas comprando.

También se refirió al mal momento que están viviendo las galerías y al daño que está haciendo la subida al 21 % del IVA cultural y afirmó que, a pesar de que en la pasada edición de ARCO no vendió más que una obra de Isaac Julien, "voy a seguir acudiendo".

La galerista destacó la importancia de una feria "que hemos hecho entre todos" y criticó las ferias satélites que están surgiendo alrededor de ARCO, "que son una tontería".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha