eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El sermón de Luther King contra la guerra de Vietnam hace eco 50 años después

- PUBLICIDAD -
El sermón de Luther King contra la guerra de Vietnam hace eco 50 años después

El sermón de Luther King contra la guerra de Vietnam hace eco 50 años después

Medio siglo después del discurso contra la guerra de Vietnam que pronunció Martin Luther King, la iglesia de Harlem en la que habló recuerda hoy las palabras de un mensaje que hizo mella en la historia de Estados Unidos y que sigue aún vigente.

Con su sala para unas 2.000 personas llena, aunque sin desbordarse como aquel 4 de abril de 1967, la histórica Riverside Church devolvió de nuevo el eco del sermón de Luther King, uno de los más políticamente cargados de su carrera, sobre los pecados de la pobreza, el racismo y el militarismo.

Las paredes de piedra de la iglesia más alta de Estados Unidos, comisionada por el magnate Rockefeller en los años 30, se iluminaron con colores para acoger una conmemoración a Martin Luther King Jr. (MLK) con música, palmas e interpretaciones sobre su legado.

El discurso, escrito por el historiador y activista Vincent Harding y llamado "Más allá de Vietnam: el momento de romper el silencio", no ha perdido vigencia a pesar de recoger el sentir del reverendo hace ya cinco décadas, por lo que muchos lo califican de "profético".

"Se me eriza la piel al escucharlo", dijo a Efe Juanita Kirton, una asesora educativa que tenía 19 años cuando acudió con su familia a verlo y que este martes condujo cinco horas desde Pensilvania para recordar "aquella sensación y escuchar su voz".

Para Kirton, a quien formar parte de aquel momento la movió a "estar más dedicada a la lucha no violenta por los derechos civiles", el camino a seguir por la sociedad para los tiempos que corren es el mismo que señaló el orador entonces.

Luther King no podía soportar en su conciencia saber que había niños muriendo quemados por las bombas y el napalm, y estadounidenses volviendo a su casa en ataúdes, por lo que decidió dar el paso hacia un antibelicismo radical contra, según dijo, "el mayor abastecedor de violencia del mundo": su propio gobierno.

El icono de la lucha por los derechos civiles, que había ganado el Nobel de la Paz en 1964 por combatir la desigualdad racial a través de la resistencia no violenta, provocó hostilidades entre sus seguidores liberales, entre ellos la prensa y otros activistas negros, al criticar la conducta de Estados Unidos en la guerra de Vietnam.

"Una nación que sigue gastando año tras año más dinero en defensa militar que en programas de movilidad social se acerca a la muerte espiritual", resonaron las palabras del reverendo en la imponente iglesia, donde una multitud atenta asentía y clamaba desde las banquetas.

Un año después de "romper su silencio", el mismo 4 de abril, Luther King Jr. era asesinado en Memphis (Tennessee) mientras organizaba una gran marcha en Washington D.C. llamada la Campaña de la Gente Pobre, cuyo resultado no pudo conocer, así como tampoco el legado cívico que él mismo dejó.

Precisamente desde la misma tarima de la Riverside Church, dos activistas que continúan su legado, la escritora Michelle Alexander y la historiadora Ruby Sales, hicieron un llamamiento a iniciar la "revolución de los valores" que MLK pedía.

El "sueño" del sermón más popular de Luther King quedó atrás cuando dio este discurso, raramente mencionado y que "habla más directamente sobre la crisis moral actual", apuntó Alexander, tanto que "podría darse hoy cambiando algunas palabras, como Vietnam por Irak".

Ruby Sales, que en 1967 era una adolescente y ya había sido arrestada por sus protestas pacíficas, convino en que Estados Unidos "también tiene una larga historia de ataques contra su gente", refiriéndose a la población afroamericana.

En este sentido, destacó que la misma "base espiritual" de la que hizo gala el pastor "dio a la gente negra el valor para luchar" contra la segregación y por sus derechos a lo largo de la historia, aunque aseguró que queda camino por recorrer.

"Nos enfrentamos a fuerzas muy poderosas", dijo en referencia a la Administración de Donald Trump, sobre cuya orden migratoria opinó que "declara la guerra a la gente negra y morena".

"¿Qué debemos hacer ahora para construir la revolución global que Martin Luther King Jr. decía que iba con retraso hace 50 años?", se preguntó Alexander, autora de un libro sobre la "masiva encarcelación" de la población negra en EEUU.

"Dejar atrás" una historia de Estados Unidos "revisionista" y parcial, la que ha "fragmentado las relaciones" de su población, respondió Sales. "Debemos romper el silencio de nuestras mentiras", concluyó la activista, antes de recibir una fuerte ovación de los asistentes, diversos en raza y edad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha