eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

África necesita reforzar sus sistemas de salud para evitar brotes epidémicos

- PUBLICIDAD -
África necesita reforzar sus sistemas de salud para evitar brotes epidémicos

África necesita reforzar sus sistemas de salud para evitar brotes epidémicos

No hay que esperar a que haya epidemias para ayudar a países pobres como los que padecieron la crisis del ébola, sino reforzar sus sistemas de salud para que ellos puedan detectar y evitar la expansión de la enfermedad, según el director de la Organización de la Salud de África Occidental, Xavier Crespin.

"Parece que la comunidad internacional espera que haya crisis para manifestarse sobre el terreno, lo que no es normal", afirmó Crespin en una entrevista con Efe durante la celebración del cincuenta aniversario de la Fundación Mérieux.

"No hay que esperar las crisis ni las urgencias. Hay que ir a lo esencial, que es reforzar los sistemas de salud, que son muy frágiles en ciertos países a causa de una falta de financiación, de una falta de personal, de la insuficiente implicación de las comunidades locales en la toma de decisiones", indicó.

El médico nigerino dirige el ente que coordina los ministerios de salud de una de las regiones más pobres del mundo y que ha sido foco en los últimos cuarenta años de más de 1.700 brotes epidémicos, siendo el último, y uno de los más feroces, la crisis del virus del Ébola, que mató a más de 11.000 personas y diezmó los previamente precarios sistemas de salud de Guinea, Liberia y Sierra Leona.

"La crisis del ébola demuestra la debilidad de nuestros sistemas de salud. Para mostrar que se es filántropo de verdad hay que ir a ayudar ahora, sin crisis, para construir juntos un sistema de salud sólido, resistente a los choques epidémicos que existen en nuestra región", atizó.

Explicó que durante la crisis del ébola "llegaron miles de personas para ayudar y miles de millones de dólares, pero una vez se acabó el brote se desmontaron los hospitales de campaña y nuestros hospitales quedaron diezmados, sin personal y, de nuevo, sin capacidad de respuesta".

Este análisis lo compartió en el mismo evento David Heymann, descubridor del virus del Ébola y director del Comité de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la epidemia de zika.

"Todas las grandes capitales del mundo se están preguntando cuándo será la próxima epidemia y cómo actuar ante ella, y lo que deberíamos estar haciendo es identificar cómo ayudar a los países menos desarrollados. Solo reforzando la capacidad de lo países menos desarrollados podremos abortar o superar el nuevo brote epidémico".

Tras hacer el análisis de lo que ocurrió y por qué ocurrió, la Organización de Salud de África del Oeste decidió desarrollar una serie de medidas para evitar una nueva epidemia -mejorar la vigilancia y el diagnóstico, equipos de intervención rápida- así como crear un fondo de financiación.

Pero las necesidades superan con creces los medios.

"Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para reforzar nuestros sistemas de salud de manera global, no solo de forma parcial en función de las crisis que vienen", enfatizó.

"Pero esta asistencia tiene que coincidir con las prioridades de nuestros Estados. No pueden ser decididas ni impuestas desde el exterior", advirtió.

Explicó que necesitan dinero y capacitación pero también apoderarse de los proyectos para enfocar en lo esencial, como el sistema de vigilancia epidemiológica.

Para ello es necesario una red de laboratorios con los que determinar la enfermedad.

"Durante los primeros seis meses todos, nosotros y la OMS, dimos palos de ciego, porque nadie esperaba que hubiera ébola en África occidental, y no pudimos hacer el diagnóstico porque no teníamos los elementos básicos", asumió Crespin.

Algo que compartió Heymann, pero también Alain Mérieux, fundador de la Fundación que lleva su nombre y que está especializada en el desarrollo de redes de laboratorios para reforzar la capacidad de diagnóstico en los países menos desarrollados.

"Si no hay diagnóstico estamos ciegos ante la enfermedad", sostuvo Mérieux.

"No hay que pensar en los grandes laboratorios de las grandes ciudades. Nosotros tenemos, pero a menudo las enfermedades no ocurren ahí y por ello hay que tener una red de pequeños laboratorios sobre el terreno, a nivel de distrito, de centros de salud, que es donde se deben detectar los brotes", sugirió Crespin.

Reiteró la necesidad del apoderamiento de los propios países y relató, sin nombrarlo, el caso de una entidad que vino a "ayudar" en la lucha contra el ébola y se fue llevándose las muestras biológicas sin autorización y sin compromiso de compartir los resultados científicos.

Marta Hurtado

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha