eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alonso (OMS): "No es aceptable la baja contribución de España a cooperación"

- PUBLICIDAD -
Alonso (OMS): "No es aceptable la baja contribución de España a cooperación"

Alonso (OMS): "No es aceptable la baja contribución de España a cooperación"

El responsable de malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Pedro Alonso, considera que no es aceptable que la aportación de España a cooperación internacional "haya caído a niveles extraordinariamente bajos", aunque reconoce su esfuerzo "cualitativo" en mantener este apoyo.

Alonso, en una entrevista telefónica con EFE con motivo del Día Mundial de la Malaria que se celebra mañana, ha hecho un llamamiento a los países donantes y a los afectados para que incrementen sus inversiones para seguir luchando contra enfermedades como el paludismo que mata al año a 400.000 personas y provoca 200 millones de contagios, en el 90 % de los casos en África.

"Estamos en un momento muy delicado. El próximo año dirá, no solo si no conseguimos aumentar la contribución internacional, sino si esta empieza a decaer", ha comentado el director del Programa Mundial sobre Malaria de la OMS desde la sede en Ginebra.

Según el médico español, "estamos preocupados por los signos que vienen de algunos de los principales donantes, estoy hablando de Estados Unidos, que pueden estar reconsiderando disminuir su contribución" a los fondos mundiales que canalizan esas ayudas.

Aunque, ha precisado, "las últimas noticias que tenemos apuntan a que se vaya a mantener los compromisos y el esfuerzo", por parte del nuevo gobierno de Donald Trump.

"Pero también la contribución de España -ha añadido-, que era un donante muy relevante, ha caído a niveles extraordinariamente bajos y sin señales de que vaya a volver a recuperarse".

Alonso ha advertido que España lleva experimentando un crecimiento económico desde hace tres años y ha señalado que, aunque no es "ajeno" a los problemas sociales y económicos que todavía existen a raíz de la crisis económica, "no es aceptable que solo siga contribuyendo a la cooperación internacional con el 0,12 % del PIB".

"Debemos ser uno de los tres o cuatro donantes internacionales de más bajo perfil del mundo", ha apuntado el investigador.

Ha reconocido, no obstante, que "España ha mantenido, de forma humilde en términos cuantitativos pero importante en términos cualitativos, su apoyo al Centro de Investigación en Salud de Mozambique, que trabaja en malaria; al Instituto de Salud Global de Barcelona o a la propia OMS".

"A pesar de las dificultades, España ha mantenido cierto esfuerzo", ha resaltado el Premio Príncipe de Asturias a la Cooperación Internacional 2008.

El representante de la OMS ha opinado que "la sociedad española ha estado viviendo en un cierto ensimismamiento" sin reparar en que se trata de "una sociedad desarrollada y rica que tiene una responsabilidad global con las poblaciones más desfavorecidas del planeta".

Y el África subsahariana es una de las más golpeadas por la pobreza y la enfermedad. Por eso, en el Día Mundial de la Malaria, la OMS pone el foco en la necesidad de hacer llegar a todos las herramientas de prevención, como mosquiteras con insecticidas, rociado de interiores con pesticidas o tratamientos profilácticos para una enfermedad que se puede diagnosticar y curar.

Según los datos facilitados por Pedro Alonso, el 43 % de las personas con riesgo de contraer malaria en África carece de mosquiteras o no fumiga los domicilios y el 63 % de los casos clínicos no son diagnosticados, ni tratados.

Una cobertura incompleta que se debe, según el alto cargo de Naciones Unidas, a no contar con los suficientes recursos, pero también a sistemas de salud inadecuados y un problema de desigualdad.

Se ha mostrado esperanzado, no obstante, con la primera y única vacuna preventiva autorizada por la Agencia Europea del Medicamento, la vacuna RTS, desarrollada por GlaxoSmithKline, que comenzará a aplicarse en 2018 en un programa piloto con más de 700.000 niños de Kenia, Ghana y Malawi.

"Es un paso de gigante, pero todavía es una vacuna imperfecta ya que reducirá al menos un 30 % de mortalidad y en un 40 % los casos clínicos. Nos gustaría llegar al 80 %, pero todavía no estamos ahí", ha explicado el investigador.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha