eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un nuevo vertido contaminante amenaza la conservación de Las Tablas de Daimiel

- PUBLICIDAD -
Un nuevo vertido contaminante amenaza la conservación de Las Tablas de Daimiel

Un nuevo vertido contaminante amenaza la conservación de Las Tablas de Daimiel

Un nuevo vertido del que se desconoce su origen, detectado hace algo más de un mes en el cauce del río Azuer, amenaza gravemente la conservación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), uno de los humedales más importantes de Europa que forma parte de la Reserva de la Biosfera.

El nuevo vertido fue denunciado ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) por Ecologistas en Acción, quien alertó del peligro que corre el Parque Nacional en caso de que las aguas del río Azuer alcancen el espacio protegido, que podría producirse en los próximos días o semanas como consecuencia del aumento del caudal del río por las últimas lluvias registradas.

"El vertido se encuentra ya a las puertas del Parque Nacional", ha comentado Jesús Muñoz, miembro del Patronato del Parque, quien ha señalado que el aumento del caudal del agua está arrastrando las aguas contaminadas por el río Azuer camino del río Guadiana, desde donde, finalmente, acabarán entrando al parque nacional.

Ecologistas en Acción ha señalado que "desconoce" quién puede estar detrás de estos vertidos, si bien ha añadido que, cuando se detectaron por primera vez, el agua presentaba "un color y un olor extraño" que a simple vista permitía deducir que el agua estaba contaminada y no llegaba con la calidad mínima exigible.

El agua procedía de la ciudad de Manzanares, donde el año pasado llegó otro vertido contaminante que, entonces, se justificó por un problema de funcionamiento de la depuradora municipal.

Los ecologistas han comentado que temen que los nuevos vertidos de agua podrían proceder de vertidos de vinazas altamente contaminantes de alguna de las empresas de la zona.

La organización conservacionista ha advertido que este tipo de vertidos pone en riesgo el futuro del Parque Nacional y han pedido que tanto las autoridades ambientales como la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) investiguen su procedencia y tomen las medidas necesarias para evitar este tipo de conductas.

A juicio de los ecologistas, los vertidos contaminantes abocan al Parque Nacional a su "muerte biológica" pues las sustancias tóxicas que van en el agua contaminada afecta a aves, vegetación y suelo.

Desde hace años el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) viene alertando sobre los graves problemas de contaminación que sufre el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y que han provocado la desaparición de gran parte de la vegetación acuática de este espacio protegido.

La mala calidad del agua y los continuos episodios de contaminación, debido a este tipo de vertidos o a la entrada de aguas residuales urbanas en el Parque, han provocado la práctica desaparición de las praderas de carófitos.

Los vertidos se han convertido en el principal enemigo de la flora, vegetación y biomasa de esas comunidades vegetales que "juegan un papel fundamental en los procesos biológicos del ecosistema acuático".

Ecologistas en Acción ha recordado que desde los años 90 el Parque Nacional ha registrado numerosos episodios de contaminación como los registrados en 1990, 1997, 2004 o 2011, y ha insistido en que "es impensable" que en la actualidad las autoridades con competencias ambientales y en materia de agua no hayan tomado las medidas necesarias para dar una solución definitiva al problema.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha