eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las embarazadas con zika se someterán a ecografías cada dos semanas

- PUBLICIDAD -

Las mujeres embarazadas a las que se les haya confirmado que están infectadas por el virus del Zika se someterán a ecografías seriadas para controlar el crecimiento y "sobre todo" la morfología fetal cada dos semanas.

Así lo establece el protocolo acordado hoy por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), con el objetivo de "estandarizar" las recomendaciones y el tratamiento a las embarazadas con sospechas o diagnóstico confirmado del zika.

El protocolo no se aprobó la semana pasada en la Comisión de Salud Pública, que reúne a comunidades y Ministerio, en la que se dio luz verde, entre otras cosas, al protocolo para hacer frente al virus, porque la reunión se alargó y no dio tiempo a abordar todos los temas previstos en el orden del día, según han señalado a Efe fuentes del Ministerio.

Así, la Comisión de Salud Pública se ha vuelto a reunir hoy, esta vez por videoconferencia, y ha aprobado el protocolo para las embarazadas.

Sanidad informa en un comunicado de que para el control de las embarazadas con zika es "imprescindible" el concurso de obstetras avanzados en el diagnóstico ecográfico prenatal y en la sospecha diagnóstica de infección fetal.

Ante un recién nacido con síntomas evidentes de infección materna por el virus, el protocolo recomienda llevar a cabo la serología y neutralización en sangre de cordón, examen histopatológico de la placenta y cordón umbilical y PCR (reacción en cadena de la polimerasa) del virus en tejido placentario congelado y cordón umbilical.

El protocolo subraya que no existe evidencia que sugiera que las gestantes sean una población más susceptible a la infección del virus del Zika, o de que éste se manifieste con más virulencia durante la gestación.

Sin embargo, prosigue el comunicado, las gestantes y las mujeres que tengan intención de quedarse embarazadas constituyen "el principal grupo de riesgo" en relación a este virus, por el incremento observado de casos de microcefalia y otras malformaciones en bebés de mujeres infectadas, que "sugiere una posible asociación que está siendo investigada".

Para las embarazadas que presenten síntomas compatibles con el zika tras haber visitado zonas de riesgo, el protocolo establece que se les tomarán muestras de orina y de sangre para descartar la presencia del virus mediante PCR o serología y neutralización de anticuerpos.

En las pacientes con síntomas procedentes de zonas endémicas para dengue o chikungunya se debería descartar también la infección por estos virus.

Además, el hallazgo de microcefalia o calcificaciones intracraneales en el feto de una mujer que haya regresado de zonas de riesgo, el protocolo recoge la necesidad de realizar estudios para descartar el virus.

En el caso de las gestantes asintomáticas procedentes de esas zonas y en ausencia de esas malformaciones "no estaría indicado descartar la presencia de infección".

Por último, el protocolo mantiene las recomendaciones a las embarazadas para que pospongan sus viajes a las zonas endémicas si no son esenciales y si no es posible, extremen las medidas de precaución para evitar picaduras de mosquitos con el uso de repelentes indicados, ropas que cubran la piel y mosquiteras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha