eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Los terroristas del ataque de Londres compraron los cuchillos en un supermercado por 4,5 euros

Los investigadores de antiterrorismo están alarmados por el uso de objetos baratos y de la vida diaria

Los atacantes también compraron botellas de vino en la misma tienda para rellenar con líquido inflamable y convertirlas en cócteles molotov

- PUBLICIDAD -
Imagen de los cuchillos utilizados por los terroristas en Londres. Metropolitan Police

Imagen de los cuchillos utilizados por los terroristas en Londres. Metropolitan Police

Los cuchillos utilizados por  los terroristas en el ataque en el Puente de Londres se compraron en la cadena de supermercados Lidl por solo 4,5 euros cada uno, según ha confirmado la policía.

Las botellas de vino llenas de líquido inflamable para hacer cócteles molotov también eran del mismo supermercado. Los cócteles molotov se encontraron en la parte trasera de la furgoneta utilizada en el ataque del 3 de junio, de acuerdo con los detectives de antiterrorismo de Scotland Yard.

La policía ha solicitado información sobre los singulares cuchillos rosas de cocina de 30 centímetros con los que iban armados los tres atacantes. Su hoja es de cerámica y llevan inscritos el nombre “Ernesto” —la marca utilizada por Lidl en su línea de productos domésticos—. Los terroristas cortaron un trozo de cuero y lo colocaron alrededor de la empuñadura del cuchillo, y después se lo ataron a la muñeca, según ha señalado la policía.

Con ellos apuñalaron a cinco personas hasta la muerte e hirieron a muchos más, incluido un policía desarmado. La masacre duró ocho minutos y empezó con el atropello a los peatones en el Puente de Londres con una furgoneta alquilada.

Posteriormente los terroristas se dispersaron, armados, para volverse a reagrupar y dirigirse a Borough Market, donde atacaron a la gente al azar. Cuando los tres se abalanzaron sobre un hombre, llegó la policía armada y les disparó 46 veces hasta acabar con ellos.

Los investigadores de antiterrorismo están cada vez más preocupados por la utilización en los atentados de objetos fáciles de conseguir, baratos y de la vida diaria, imposibles de restringir. 

La cadena Lidl tiene supermercados cerca de donde los terroristas vivían en Barking, al este de Londres. Los detectives están intentando averiguar en qué tienda se compraron y entonces, a través de las cámaras, ver quién los compró, si estaban solos y dónde fueron después. Los investigadores están intentando reconstruir una imagen completa de los movimientos de los tres hombres en los días previos al ataque.

La policía cree que el líder de la red era Khuram Butt, de 27 años. Butt alquiló y condujo la furgoneta, llevando a cabo el ataque junto a Rachid Redouane, de 30 años, y Youssef Zaghba, de 22.

La furgoneta Renault se alquiló poco antes de las seis de la tarde del pasado sábado y, menos de cuatro horas después, a las 21.58 horas fue grabada por las cámaras en un extremo del Puente de Londres. Cruzó el puente dos veces como preparación y posteriormente empezó el ataque alrededor de las 22.07 horas. Mataron a ocho personas. El viernes la policía reveló que los terroristas habían intentado originalmente alquilar un camión para causar todavía más muertes. 

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha