eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Por qué Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción

- PUBLICIDAD -

Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque acompañó a Carlos Fabra hasta la puertas del tribunal y lo abrazó frente a los reporteros gráficos. Cuando el juicio finalizó con condena, el presidente del Gobierno de la Comunitat ya no estaba allí. No hubo más abrazos.

Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque es heredero directo de Francisco Camps.

Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque preside y dirige un partido en el que más de 100 de sus miembros están implicados, imputados y procesados por saquear presuntamente las arcas públicas.

Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque a día de hoy todavía defiende y respalda a Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante, a la que la Justicia acusa de delitos vinculados con la corrupción urbanística.
 
Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque todavía hoy coordina su acción parlamentaria con el diputado Rafael Blasco, imputado y presunto autor intelectual de uno de los casos más vomitivos e inmorales de la corrupción valenciana: el saqueo de fondos que debían ir destinados a la cooperación internacional.
 
Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque su grupo parlamentario solicita el indulto para Hernández Mateo, exalcalde de Torrevieja y exdiputado, condenado en firme a tres años de prisión por falsedad documental y prevaricación en la adjudicación de un contrato de recogida de basuras valorado en casi 100 millones de euros.
 
Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque no se atreve a ordenar la apertura de expediente ni contra el diputado promotor de esta iniciativa proindulto, el Señor Ballester, ni contra todos y cada uno de los firmantes de esta repugnante solicitud de “perdón” para el delincuente.
 
Alberto Fabra no puede proponer un pacto anticorrupción porque es rehén de un grupo de imputados en el Parlamento. Cada vez que el presidente de la Comunitat afirma luchar contra la corrupción, sus timoratas palabras jamás han ido acompañadas de ninguna acción digna de ser recordada.

Así que no sé si esto es un acto de cinismo o una broma macabra. Lo que sí parece obvio es que no pueden proponer un pacto anticorrupción quienes serán, sin duda, las primeras víctimas políticas de este mismo pacto, si algún día se firma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha