eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Todo sigue igual

Los dos grandes partidos de este país no se quieren dar por enterados de la profunda, radical, innegociable demanda de regeneración que la ciudadanía les pide con urgencia

PP y PSOE son como esos niños traviesos que bajan la cabeza aparentemente arrepentidos cuando les cazas en una trastada pero que vuelven a las andadas en cuanto te das la vuelta

- PUBLICIDAD -

Como en la canción de Julio Iglesias, la vida sigue igual. Como en la de Conchita Velasco, no se quieren enterar. Los dos grandes partidos de este país no se quieren dar por enterados (porque no les conviene) de la profunda, radical, innegociable demanda de regeneración que la ciudadanía les pide con urgencia. Hacen gestos pequeños, insuficientes, de cara a la galería, artimañas para aparentar que han entendido el mensaje, pero siguen recayendo en sus viejos errores, siguen tapando y protegiendo a sus barones aunque estén salpicados por la corrupción. Siguen sin limpiar la casa a fondo. La vida sigue igual.

Son como esos niños traviesos que bajan la cabeza aparentemente arrepentidos cuando les cazas en una trastada pero que vuelven a las andadas en cuanto te das la vuelta. Incluso es peor: hay niños malcriados como el PP que acaban reprochándonos la bronca como si fueran víctimas del regaño de unos padres injustos. Véase a Monago. Le han pillado con todo el equipo gastándose dinero público para viajes privados, ha dado versiones contradictorias de los hechos, ha presentado unas pruebas que nadie ha podido ver, y todavía tiene la desfachatez de hacerse el ofendido y el atacado. Es más, como un Pujol extremeño, se ha envuelto en su bandera y ha tenido los santas narices de decir que atacarle a él es atacar a Extremadura. No sólo insulta a la inteligencia, también a sus paisanos, que nada han tenido que ver en sus asuntos.

Lejos de recriminarle, Rajoy, el protector de corruptos, el presidente que tiene la mano carbonizada de ponerla en el fuego por ladrones, le ha dado unas palmadas en la espalda y le ha dicho: “Monago, sé fuerte” y “sigue adelante con lo que estás haciendo”. No sabemos si se refiere a los viajes con dinero público, a sus mentiras o a ambos. Lo del PP es una tomadura de pelo irresoluble. No pueden acabar con la corrupción porque acabarían con el partido. No pueden decirle a Monago que se vaya por unas perras cuando ellos han estado metidos hasta el cuello en los millones de la Gürtel, Bárcenas y la caja B. Menos mal que ha venido un juez, una vez más, para revocar la decisión del Gobierno de excarcelar al corrupto Matas. Para sanear esa fosa, habría que quemarla entera y antes prefieren que arda el país, como dijo Montoro.

Luego está el PSOE, que sigue ERE que ERE. Don Limpio Pedro Sánchez ha echado a algunos peones que ni a él le importan pero ni se atreve a acercarse a sus dos torres, Griñán y Chaves, aforados en el Senado para quitarse del alcance de la jueza Alaya. Y a todo esto, la verdadera jefa, Susana Díaz, aprovecha cada ocasión para defender la inocencia de sus padrinos. Qué va a decir ella, que es presidenta sin ganar con su nombre unas elecciones. La responsabilidad penal de los popes andaluces tendrán que decidirla los jueces, a los ciudadanos lo que les importa es que estos señores eran los responsables de la Junta cuando volaban los millones. Toda la regeneración del PSOE de 'Pdro Snchz' es escribir su nombre sin apenas vocales, como lo haría un adolescente. Pero nosotros ya no somos unos chavales para que nos la intenten colar con estas niñateces.

Qué hartura estar gobernados por adultos que creen que este país es su guardería y qué largo se está haciendo el final. Es insoportable. Las obras quedan, las gentes se van, canta Julito. Pero, como no se vayan pronto, no van a dejar piedra sobre piedra.    

Javier Gallego es director de Carne Cruda. Puedes escuchar el programa en directo todos los martes y jueves a las 12:00 en www.carnecruda.es

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha