Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

VENTANA RURAL
Críticas al impuesto especial sobre envases de plástico no reutilizables

Imagen de una dehesa

0

Aunque la Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para una economía circular entró en vigor el 10 de abril de 2022, dos de las medidas más controvertidas se han implementado con el nuevo año: el impuesto especial sobre envases de plástico no reutilizables, así como la derogación “de facto” de la prohibición de la quema de residuos agrarios. Y aunque el sector valora positivamente el cambio de rumbo adoptado en el último momento en este asunto, vuelve a criticar la falta de interlocución con el Gobierno cuando se legisla sobre medio ambiente.

Una vez más, ha existido un déficit informativo con el sector agrario desde las autonomías y el Gobierno, que empieza a ser muy preocupante en todas la iniciativas políticas relacionadas con medio ambiente y transición ecológica. Se legisla sobre el campo sin consultar previamente a los afectados y eso genera problemas y distorsiones que no se ven desde un despacho.

A partir del 10 de abril del pasado año, todo cambió: “Cada agricultor tenía que hacer su justificación” y ya no servía una autorización colectiva. En otoño, cada comunidad empezó a regularlo. Algunas, de manera más estricta y otras más flexibles. Crearon una catalogación de cultivos que se podían quemar por el tema fitopatológico y era el agricultor el que, rellenando eso, podía acceder a esa posibilidad.

Si en el caso de la quema de residuos agrícolas las presiones sobre el Gobierno dieron sus frutos, no podemos decir lo mismo de la puesta en marcha del impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables

Lo cierto es que las presiones sobre el Gobierno para que modificara la norma fueron muy fuertes. Y, esta vez, dieron resultado. Durante la tramitación parlamentaria de la Ley de gestión de la Política Agraria Común los grupos políticos de las Cortes manifestaron su intención de modificar este punto concreto de la norma. Finalmente, esta Ley aprobada a mediados de diciembre, introdujo una enmienda a la Ley de Residuos que entró en vigor el pasado 2 de enero. El nuevo texto, que mantiene la prohibición, con carácter general, introduce un cambio fundamental: “Las pequeñas y las microexplotaciones agrarias quedan dispensadas de esta regulación. No obstante, sin perjuicio de lo previsto en la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes, y como aplicación de la excepción del artículo 3.2.e), solo podrá permitirse la quema de residuos vegetales generados en el entorno agrario o silvícola cuando cuenten con la correspondiente autorización del órgano competente de las comunidades autónomas, bien por razones de carácter fitosanitario que no sea posible abordar con otro tipo de tratamiento, motivando adecuadamente que no existen otros medios para evitar la propagación de plagas, bien con el objeto de prevenir los incendios”.

El Congreso aprobó levantar la prohibición de quemar restos de poda y vegetales a las explotaciones agrícolas y forestales de menos de 50 trabajadores y que facturen menos de 10 millones; eso supone la práctica totalidad de las existentes.

Si en el caso de la quema de residuos agrícolas las presiones sobre el Gobierno dieron sus frutos, no podemos decir lo mismo de la puesta en marcha del impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables de 0,45 euros por kilogramo y que tantas críticas ha recibido. Una herramienta que, como indica el texto de la Ley, tiene como objetivo el “fomento de la prevención de la generación de residuos de envases de plástico no reutilizables, así como el fomento del reciclado de los residuos plásticos, contribuyendo a la circularidad de este material”. Y lo cierto es que la contestación a esta medida ha sido unánime en el sector agroalimentario, del gran consumo y la distribución, que han hecho varios llamamientos al Gobierno para que no fuera adelante con una medida claramente lesiva para nuestra economía.

Este tipo de gravamen supondrá un perjuicio para las empresas españolas frente a sus competidores europeos

España es el único país europeo que lo aplicará por el momento, tras la suspensión de esta tasa por parte de Italia. Este tipo de gravamen supondrá un perjuicio para las empresas españolas frente a sus competidores europeos. Se estima que tendrá “un impacto directo en las empresas del sector de cerca de 690 millones de euros”.

El productor de un residuo tiene la responsabilidad de esos residuos hasta el tratamiento final. En muchas ocasiones es muy difícil controlar y saber qué pasa con el residuo que tú has entregado a un gestor. Tú entregas una cantidad importante de residuos y unos los va a tratar ese gestor, otros los va a separar y se los va a entregar a otro. Al final hay toda una cadena. El hacer responsable al productor de toda esa cadena, parece muy complejo, porque los propios gestores de residuos, una vez que se ha publicado la Ley,  dicen que ellos no tienen capacidad paras dar los certificados finales.

Para evitar el colapso de los recursos naturales –que son nuestra fuente de supervivencia- necesitamos evaluar y repensar nuestros hábitos de consumo en el ámbito personal y empresarial

Tras la aprobación de esta norma, es momento para que los distintos agentes afectados analicen y evalúen los impactos y acometan las transformaciones necesarias que se ajusten al nuevo marco. También en el caso de las empresas dedicadas al fomento del reciclado de productos plásticos, es relevante que conozcan que deberán contar con una certificación de un emisor acreditado, según la norma UNE-EN 15343-2008. En definitiva, con el nuevo marco, son los profesionales de la gestión de residuos los que deben fomentar el conocimiento de la norma y su aplicación práctica. 

Para evitar el colapso de los recursos naturales –que son nuestra fuente de supervivencia- necesitamos evaluar y repensar nuestros hábitos de consumo en el ámbito personal y empresarial. Adoptar una postura responsable, de forma que podamos vivir de acuerdo con la capacidad ecológica del Planeta, es el principal punto a ser pensado y ponderado en la administración y gestión de las empresas.  Es nuestra responsabilidad no malgastar recursos, sino usar solo los estrictamente necesarios, dar durabilidad y buen uso a las cosas que tenemos. En España solo se recupera el 25,4% de los envases de plástico y el 80% de las basuras de los hogares se recogen mezcladas. 

Son numerosos los cambios que introduce esta norma y que afectarán a la actividad empresarial y a los hábitos de los propios ciudadanos.

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats