Los pilares de la oposición de Espadas: los ayuntamientos del PSOE como arietes y defensa de la gestión de Sánchez

Antonio Morente

0

“Los socialistas tenemos trabajo por delante y lo vamos a hacer con humildad, tenemos que ser útiles”. Con esta declaración de intenciones, y con una reunión con los alcaldes del PSOE en los municipios de más de 50.000 habitantes, Juan Espadas ha decretado formalmente este martes el fin del luto tras los resultados del pasado 19 de junio, aunque se siguen analizando las causas del naufragio. El secretario general de los socialistas andaluces ha mostrado la senda por la que va a transcurrir su labor de oposición, poniendo el acento en los servicios públicos y utilizando a los consistorios gobernados por el PSOE como arietes. El otro eje va a ser la defensa de la gestión de Pedro Sánchez en el Gobierno central, como contrapunto a lo que considera inacción de la Junta de Andalucía, y para ello no ha dudado en utilizar la figura del presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, en un doble sentido: para atacar a los populares, pero también para golpear al presidente andaluz en funciones, Juan Manuel Moreno.

La debacle electoral devuelve al PSOE andaluz a la pugna entre sanchistas y susanistas y agrava su crisis de identidad

Saber más

El objetivo ahora es “cómo trasladar la Andalucía real y los problemas de la gente en los municipios” a su tarea opositora en el Parlamento andaluz. Y ahí es donde entran en escena los alcaldes, “que están denunciando carencias en los servicios públicos”, poniendo de nuevo como ejemplo las carencias sanitarias en el foco: si el alcalde de La Rinconada (gobernado por el socialista Javier Fernández) ve cómo siguen sin abrirle las urgencias en su municipio, pues ahí que se irá con él a denunciarlo públicamente.

Quien dice sanidad, dice también vivienda pública o la necesidad de mejorar los centros educativos, con el objetivo puesto en una reducción de la ratio aprovechando la caída de la natalidad. Y junto a ello, políticas de fomento laboral y formación para el empleo, competencias de un Gobierno andaluz que según Espadas está haciendo dejación de funciones pese a recibir más transferencias que nunca por parte del Ejecutivo central. De hecho, ha denunciado que incluso se están devolviendo partidas por no gastarlas.

Según la crítica socialista, esta falta de servicios públicos es especialmente flagrante en las grandes ciudades, sobre todo en las zonas de transformación social y en los barrios de renta más baja. De hecho, Espadas ha hilvanado esto con la escasísima participación el 19J en estos puntos, acusando al Ejecutivo de Moreno Bonilla de abonar la abstención. Eso sí, también ha reconocido que el PSOE fue incapaz de presentarse ante estos ciudadanos como una alternativa para darle la vuelta a la situación, con lo que no ha cosechado votos: la gente, directamente, no fue a votar.

La cuestión de Pedro Sánchez

Todo lo anterior lleva implícita la defensa de la gestión de Pedro Sánchez, ya que Espadas insiste en que está llegando más dinero que nunca del Gobierno central y que en Andalucía no se está sabiendo aprovechar. ¿Eso implica también que los alcaldes socialistas deben levantar esta bandera? Pues en teoría sí, otra cosa es que esto encaje con sus planes cuando las elecciones municipales son en menos de un año y lo que les interesa es vender su propia gestión y no tanto embarcarse en cuestiones que pueden resultarles más espinosas. Así que, como eso está por ver, Espadas reitera la idea de unos gobiernos municipales que “están comprometidos con los problemas reales que tiene la gente y con alcaldes que dan el do de pecho sin la Junta”.

El líder de los socialistas andaluces ha dado más pistas sobre cómo va a ser el tono durante los próximos cuatro años en el Parlamento andaluz. “Pienso ser un jefe de la oposición diferente a Feijóo en España”, al que le ha reprochado su falta de lealtad para alcanzar acuerdos de Estado en las instituciones “que no funcionan como deberían” porque está más pendiente de “seguir con la erosión”. Así que “lecciones de oposición de Feijóo, ninguna, porque es el mismo PP de siempre con un puntito de empeoramiento”.

Feijóo malo, Feijóo bueno

Eso sí, si Feijóo le servía para criticar al PP, también lo usaba como reverso positivo ante Moreno Bonilla en cuestiones como la de la crisis de la multinacional sevillana Abengoa. “Moreno Bonilla dejó caer Abengoa” hace dos años, ha apuntado en este sentido, ya que no buscó una fórmula para darle un aval de 20 millones de euros que le habría permitido “entrar en la senda de la recuperación”, actitud que contraponía con la del Feijóo presidente de la Xunta de Galicia, que “en esos mismos momentos” encontró fórmulas “para sacar empresas a flote”, como también hicieron Asturias o la Generalitat Valenciana.

Las competencias en materia de industria y apoyo empresarial son autonómicas, ha recordado Espadas, quien le reprochaba a Moreno que “debería tener una estrategia de apoyo a empresas en crisis” que no existe, ofreciendo a cambio “el silencio más absoluto”. Por ello, ha instado al presidente andaluz a constituir “de manera urgente” una mesa de trabajo con el Gobierno central en un intento de evitar el hundimiento definitivo de Abengoa, por la que no ha intercedido en Madrid. “El señor Feijóo sí llamaba para estas cosas”, ha remachado.

“Los socialistas tenemos trabajo por delante y lo vamos a hacer con humildad, tenemos que ser útiles”. Con esta declaración de intenciones, y con una reunión con los alcaldes del PSOE en los municipios de más de 50.000 habitantes, Juan Espadas ha decretado formalmente este martes el fin del luto tras los resultados del pasado 19 de junio, aunque se siguen analizando las causas del naufragio. El secretario general de los socialistas andaluces ha mostrado la senda por la que va a transcurrir su labor de oposición, poniendo el acento en los servicios públicos y utilizando a los consistorios gobernados por el PSOE como arietes. El otro eje va a ser la defensa de la gestión de Pedro Sánchez en el Gobierno central, como contrapunto a lo que considera inacción de la Junta de Andalucía, y para ello no ha dudado en utilizar la figura del presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, en un doble sentido: para atacar a los populares, pero también para golpear al presidente andaluz en funciones, Juan Manuel Moreno.

La debacle electoral devuelve al PSOE andaluz a la pugna entre sanchistas y susanistas y agrava su crisis de identidad

Saber más

El objetivo ahora es “cómo trasladar la Andalucía real y los problemas de la gente en los municipios” a su tarea opositora en el Parlamento andaluz. Y ahí es donde entran en escena los alcaldes, “que están denunciando carencias en los servicios públicos”, poniendo de nuevo como ejemplo las carencias sanitarias en el foco: si el alcalde de La Rinconada (gobernado por el socialista Javier Fernández) ve cómo siguen sin abrirle las urgencias en su municipio, pues ahí que se irá con él a denunciarlo públicamente.

Quien dice sanidad, dice también vivienda pública o la necesidad de mejorar los centros educativos, con el objetivo puesto en una reducción de la ratio aprovechando la caída de la natalidad. Y junto a ello, políticas de fomento laboral y formación para el empleo, competencias de un Gobierno andaluz que según Espadas está haciendo dejación de funciones pese a recibir más transferencias que nunca por parte del Ejecutivo central. De hecho, ha denunciado que incluso se están devolviendo partidas por no gastarlas.

Según la crítica socialista, esta falta de servicios públicos es especialmente flagrante en las grandes ciudades, sobre todo en las zonas de transformación social y en los barrios de renta más baja. De hecho, Espadas ha hilvanado esto con la escasísima participación el 19J en estos puntos, acusando al Ejecutivo de Moreno Bonilla de abonar la abstención. Eso sí, también ha reconocido que el PSOE fue incapaz de presentarse ante estos ciudadanos como una alternativa para darle la vuelta a la situación, con lo que no ha cosechado votos: la gente, directamente, no fue a votar.

La cuestión de Pedro Sánchez

Todo lo anterior lleva implícita la defensa de la gestión de Pedro Sánchez, ya que Espadas insiste en que está llegando más dinero que nunca del Gobierno central y que en Andalucía no se está sabiendo aprovechar. ¿Eso implica también que los alcaldes socialistas deben levantar esta bandera? Pues en teoría sí, otra cosa es que esto encaje con sus planes cuando las elecciones municipales son en menos de un año y lo que les interesa es vender su propia gestión y no tanto embarcarse en cuestiones que pueden resultarles más espinosas. Así que, como eso está por ver, Espadas reitera la idea de unos gobiernos municipales que “están comprometidos con los problemas reales que tiene la gente y con alcaldes que dan el do de pecho sin la Junta”.

El líder de los socialistas andaluces ha dado más pistas sobre cómo va a ser el tono durante los próximos cuatro años en el Parlamento andaluz. “Pienso ser un jefe de la oposición diferente a Feijóo en España”, al que le ha reprochado su falta de lealtad para alcanzar acuerdos de Estado en las instituciones “que no funcionan como deberían” porque está más pendiente de “seguir con la erosión”. Así que “lecciones de oposición de Feijóo, ninguna, porque es el mismo PP de siempre con un puntito de empeoramiento”.

Feijóo malo, Feijóo bueno

Eso sí, si Feijóo le servía para criticar al PP, también lo usaba como reverso positivo ante Moreno Bonilla en cuestiones como la de la crisis de la multinacional sevillana Abengoa. “Moreno Bonilla dejó caer Abengoa” hace dos años, ha apuntado en este sentido, ya que no buscó una fórmula para darle un aval de 20 millones de euros que le habría permitido “entrar en la senda de la recuperación”, actitud que contraponía con la del Feijóo presidente de la Xunta de Galicia, que “en esos mismos momentos” encontró fórmulas “para sacar empresas a flote”, como también hicieron Asturias o la Generalitat Valenciana.

Las competencias en materia de industria y apoyo empresarial son autonómicas, ha recordado Espadas, quien le reprochaba a Moreno que “debería tener una estrategia de apoyo a empresas en crisis” que no existe, ofreciendo a cambio “el silencio más absoluto”. Por ello, ha instado al presidente andaluz a constituir “de manera urgente” una mesa de trabajo con el Gobierno central en un intento de evitar el hundimiento definitivo de Abengoa, por la que no ha intercedido en Madrid. “El señor Feijóo sí llamaba para estas cosas”, ha remachado.

“Los socialistas tenemos trabajo por delante y lo vamos a hacer con humildad, tenemos que ser útiles”. Con esta declaración de intenciones, y con una reunión con los alcaldes del PSOE en los municipios de más de 50.000 habitantes, Juan Espadas ha decretado formalmente este martes el fin del luto tras los resultados del pasado 19 de junio, aunque se siguen analizando las causas del naufragio. El secretario general de los socialistas andaluces ha mostrado la senda por la que va a transcurrir su labor de oposición, poniendo el acento en los servicios públicos y utilizando a los consistorios gobernados por el PSOE como arietes. El otro eje va a ser la defensa de la gestión de Pedro Sánchez en el Gobierno central, como contrapunto a lo que considera inacción de la Junta de Andalucía, y para ello no ha dudado en utilizar la figura del presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, en un doble sentido: para atacar a los populares, pero también para golpear al presidente andaluz en funciones, Juan Manuel Moreno.

La debacle electoral devuelve al PSOE andaluz a la pugna entre sanchistas y susanistas y agrava su crisis de identidad

Saber más

El objetivo ahora es “cómo trasladar la Andalucía real y los problemas de la gente en los municipios” a su tarea opositora en el Parlamento andaluz. Y ahí es donde entran en escena los alcaldes, “que están denunciando carencias en los servicios públicos”, poniendo de nuevo como ejemplo las carencias sanitarias en el foco: si el alcalde de La Rinconada (gobernado por el socialista Javier Fernández) ve cómo siguen sin abrirle las urgencias en su municipio, pues ahí que se irá con él a denunciarlo públicamente.

Comprometidos con una información cercana

Ayúdanos a seguir haciendo periodismo desde el territorio. En el periodismo local es especialmente crucial depender de los lectores.

Por eso ahora los lectores y lectoras de elDiario.es, si deciden convertirse en socios/as desde este enlace, aportan un 25% de su apoyo a la edición andaluza. Y si ya eres socio de elDiario, también puedes añadir a tu cuota una cantidad extra destinada íntegramente a nuestra redacción de Andalucía.

Así que si quieres apoyar nuestra labor, hazte socio/socia y haz una aportación extra para nuestra cabecera.