La Policía de Barrio patrullará las calles de Sevilla "ahora sí de verdad"

Juan Espadas y Álvaro Pimentel posan junto a los nuevos agentes.

La Policía de Barrio en Sevilla en teoría existe, pero a día de hoy es más un concepto que una realidad. Hay agentes que sí, que hacen funciones que se le suponen a un cuerpo policial de proximidad o cercanía, pero eso depende más de las zonas de la ciudad, de la plantilla que tienen adscrita e incluso del día, porque si coinciden otras prioridades o descansos, ni hablar de por ejemplo patrullar a pie. Así que si se unen todas estas circunstancias, se puede decir que Sevilla sí tiene Policía de Barrio, aunque a la hora de la verdad los vecinos casi ni se enteren.

Fin de semana en Sevilla con casi 70 multas por botellón, más de 40 por no usar la mascarilla y un bar precintado

Fin de semana en Sevilla con casi 70 multas por botellón, más de 40 por no usar la mascarilla y un bar precintado

Teniendo en cuenta todo esto, no es de extrañar que el alcalde hispalense, Juan Espadas (PSOE), saludase este jueves la incorporación de 31 nuevos agentes reconociendo que, “después de muchos años, ahora sí de verdad van a estar estos policías en los barrios”. Y como señal inequívoca de que esta vez la cosa va en serio, Espadas puso de que los agentes se presentarán y conocerán a los representantes vecinales.

Carta de protesta

Tampoco ayudó mucho a la idea de que el cuerpo realmente existe el mensaje del portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, que agradeció la “voluntad” del regidor para la “implantación real de la Policía de Barrio” fruto, subrayó, del acuerdo de estabilidad de su partido con el PSOE. Por cierto, que la presencia de Pimentel empeoró el malestar del portavoz municipal del PP, Beltrán Pérez, que le ha mandado una carta a Espadas reprochándole que no le invitase a un acto institucional como el que se vivió en la comisaría de La Ranilla. “Constituye una considerable falta de atención y respeto el hecho de no haber sido invitados a dicho acto, como sí ha ocurrido con otros grupos políticos como el de Cs”, lamentaba Beltrán.

Pero volvamos a la Policía de Barrio que, garantiza el Ayuntamiento, de verdad se va a ver por las calles porque ya va a haber más agentes. Los 31 que ahora han tomado posesión se unen a los nueve que se incorporaron en diciembre y a los 22 que, como tarde, lo harán en marzo. Esto permitirá que haya al menos 84 efectivos adscritos a la Policía de Barrio en los cuatro distritos policiales de la ciudad, aunque en la zona sur (que aglutina los distritos Sur, Bellavista-La Palmera y Nervión) se llegará a los 90.

“Umbrales razonables”

La que más policías recibirá, porque era la que menos tenía, es la demarcación norte (distritos Macarena, Norte y San Pablo), a la que se adscriben 17 unidades. ¿Significa esto que estas áreas estaban policialmente más desatendidas? Espadas tiró aquí de eufemismo para reconocer que “se refuerzan zonas que ahora están claramente por debajo de umbrales razonables”.

De la Policía de Barrio se viene hablando desde los tiempos de Alejandro Rojas Marcos como alcalde (1991-1995), y todos los regidores desde entonces han asegurado que el cuerpo existe por mucho que los vecinos digan que no. El actual gobierno local incide en que no fue hasta 2017, ya con Espadas al mando, cuando se diseñó una reorganización de la estructura de la Policía Local en la que se incluyó en la relación de puestos de trabajo (RPT) plazas específicas adscritas a la Policía de Barrio. Cuestión diferente es que a la hora de la verdad, y por falta de efectivos, acaben desempeñando otras funciones policiales y se deje de lado un trabajo más de proximidad: patrullar a pie, estar en contacto permanente con los representantes vecinales, dejarse ver por las zonas más comerciales del barrio...

Así que el propio Espadas reconocía que por fin se cuenta con una estructura policial ansiada por todos pero que “no hemos podido hacer las diferentes corporaciones”. Eso sí, no desaprovechó la ocasión para culpar de la falta de efectivos a que durante 2011 y 2015 (los años del mandato de Juan Ignacio Zoido) casi no se crearon plazas. Por su parte, el actual portavoz del PP, Beltrán Pérez, achaca que no le invitaran al acto policial a que Espadas “teme que le recordemos la flagrante falta de policía en Sevilla”.

Más plazas en marcha

Por supuesto, el alcalde lo niega y saca pecho con que durante este año se resolverá la convocatoria de 91 plazas que está en marcha, a lo que suma que en breve se aprobará otra convocatoria para más de un centenar de nuevos agentes para cerrar el mandato en 2023 con unas 300 plazas convocadas. ¿Significa esto que por fin la Policía Local contará con una plantilla adecuada? “Siempre necesitaremos más efectivos”, reconocía el regidor.

De hecho, a lo largo del presente año hay unos 60 policías que podrán acogerse a la jubilación, así que los que se van a ir incorporando lo que permitirán es que no se produzca un agujero de personal. “Básicamente vamos a mantener la ratio”, admitía, para que la Policía Local siga contando, como ahora, con más de 900 agentes. 

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2021 - 20:12 h

Descubre nuestras apps

stats