Sevilla acelera en la guerra de las galaxias desatada para acoger la 'NASA española'

Ensamblaje de un avión en Aerópolis, una de las bazas de la candidatura sevillana.

Antonio Morente


0

España está siendo escenario de una silenciosa guerra de las galaxias en la que combaten varias ciudades, una lucha en la que no hay bajas pero sí puede haber muchas altas, sobre todo en forma de beneficios económicos y pedigrí internacional. La ganadora se convertirá en la sede de la Agencia Espacial Española, lo que vendría a ser el equivalente nacional a la NASA, un organismo de nueva creación que el Gobierno central quiere que esté operativo en 2023 para paliar así el hecho de que España es el único gran país sin una institución de este calibre en Europa. Así que el pastel se antoja goloso, de ahí que Sevilla esté acelerando en esta singular carrera espacial patria.

Un circuito integrado en Marte... diseñado en Sevilla

Un circuito integrado en Marte... diseñado en Sevilla

La pelea va a estar disputada, porque por lo pronto ya han anunciado también que quieren lo mismo los municipios de Puertollano, Tres Cantos, Teruel y León, mientras que Barcelona también coquetea con el proyecto y Canarias le da vueltas, aunque todavía sin una ciudad que ejerza de aspirante. Y como aquí el que no corre vuela, Sevilla lleva meses recabando apoyos y este jueves ha procedido con uno de los requisitos, como es que sea el ayuntamiento de turno el que presente la candidatura. Para ello, el gobierno local (PSOE) ha llevado al pleno una propuesta que ha cosechado un respaldo unánime al avalarla PP, Ciudadanos, Adelante Sevilla (la coalición de IU y Podemos), Vox y la concejal no adscrita, Sandra Heredia, además de los socialistas.

“Sabemos que hay distintas ciudades españolas que van a presentar también su candidatura pero creo que no hay ninguna con la capacidad ni el potencial que merezca albergar esta agencia espacial más que Sevilla”, ha señalado el alcalde, Antonio Muñoz (PSOE), al defender la propuesta, que refuerza el dossier de una candidatura que se presentará a una convocatoria que el Gobierno va a abrir de manera inminente. Por cierto, que el portavoz de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, ha dado el respaldo de su formación con un apunte crítico al regidor, al que le ha reclamado propuestas concretas para combatir el hecho de que, un año más, la capital vuelve a contar con los barrios más pobres de España. “Espero que esto también le obsesione”, ha apostillado, aludiendo así a la “obsesión” expresada por Muñoz de abanderar el sector aeronáutico.

Sevilla da así un paso más en su pugna por una Agencia Espacial Española que es una de las tres primeras, junto con la de Salud Pública y la de Inteligencia Artificial (a la que aspira Granada), con las que el Gobierno va a estrenar su idea de descentralizar organismos estatales de nueva hornada para que no estén todos ubicados en Madrid. La nueva institución se incluye en el Perte Aeroespacial aprobado por el Ejecutivo central con una dotación de 4.500 millones de euros, y se enmarca en un proceso al que se le ha puesto el turbo para que la agencia funcione ya el año que viene, para lo que ya se ha constituido incluso la comisión que decidirá su ubicación. La idea es que la ganadora se conozca en julio como tarde.

Los avales de Sevilla

Con todos estos elementos sobre la mesa, el Ayuntamiento hispalense cuenta con el apoyo de la Junta de Andalucía, del sector aeronáutico (con Aerópolis como punta de lanza) y con las tres universidades sevillanas, enmarcadas en un ecosistema andaluz que cuenta con 16 escuelas de Ingeniería. Andalucía, de hecho, presume de liderazgo en el campo de la industria aeroespacial europea, con 2.071 millones de euros de facturación, más de 12.000 empleos directos, más de 140 empresas y una aportación del 1,41% al Producto Interior Bruto (PIB) regional.

Con todo ello, en el texto respaldado por el pleno municipal se muestra “el convencimiento” de que Sevilla “tiene todo el potencial, los recursos, la industria y el liderazgo necesario” para llevarse el gato al agua en esta carrera espacial, hasta el punto de que se expresa “la seguridad de que no existe ciudad en España que reúna mejores condiciones que Sevilla para acoger esta sede”. Un organismo que, de paso, “puede servir para la dinamización de nuestra industria aeroespacial y el posicionamiento de la ciudad”.

Asimismo, se recuerda que en Andalucía hay más de 150 entidades relacionadas con el sector espacial, de las cuales 64, entre organismos, grupos de investigación, empresas y particulares, se concentran en Sevilla. La capital hispalense también saca pecho con la constitución de la Comisión de Espacio del Clúster Andalucía Aerospace, la aprobación en 2021 de la Estrategia Aeroespacial de Andalucía que prevé una inversión público-privada de 572 millones de euros, la creación de la titulación de Ingeniero Aeronáutico del grado de Ingeniería Aeroespacial y el Máster de Ingeniería Aeronáutica en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla.

Ubicaciones concretas ya propuestas

En esta carrera, el propio alcalde, Antonio Muñoz, aprovechó la celebración en la capital la semana pasada de la Conferencia Espacial de Andalucía, en el marco del Foro del Espacio, para seguir pescando apoyos empresariales y profesionales para la candidatura sevillana. Un proyecto, por cierto, que ya ha sido presentado a las ministras de Ciencia e Innovación y de Política Territorial, a las que ha ofrecido ubicaciones concretas en espacios municipales del Parque Científico y Tecnológico de Cartuja y las naves de Renfe, y es que uno de los requisitos es que el municipio elegido apechugue con el edificio que vaya a ser la sede, con lo que el Gobierno central pretende ahorrarse un dinero.

Sevilla no sólo exhibe músculo con la Estrategia Aeroespacial de Andalucía y las instalaciones que ya acoge o que vendrán, como el futuro Centro de Innovación UAV (vehículos aéreos no tripulados) y Movilidad Aérea Urbana, sino que también vende el potencial repartido por otras provincias andaluzas: CEUS en Huelva, el Centro de Fabricación Avanzada en Cádiz o el IFMIF-DONES y el Centro de Inteligencia Artificial, ambos en Granada. A ello se suma que, según el gobierno local en el acuerdo que lleva al pleno, “la ciudad tiene las infraestructuras y la localización idóneas”, además de que “su historia, su presente y su futuro la sitúan en un lugar privilegiado para aspirar a esta sede”. Estos, en definitiva, son los poderes de Sevilla para salir victoriosa en esta guerra de las galaxias desatada en una España recorrida de cabo a rabo por el furor espacial.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats